El ministro Baldasso confirmó que distintas áreas del Ejecutivo mendocino evalúan la posibilidad de extraer oro y cobre en Mendoza y procesar con químicos en San Juan.

Imagen satelital de las exploraciones en San Jorge.

Fuente: diario Los Andes

Mendoza analiza, San Juan espera. Después de conocer que la Minera San Jorge (Coro Mining) modificó una vez más el proyecto original para la extracción de cobre en Uspallata (Las Heras), las autoridades locales salieron a hablar de la situación del expediente y de la relación con la provincia vecina, donde la transformación (extracción local, elaboración sanjuanina) de la propuesta aún no ha llegado a la formalidad.

«Es una obligación trabajar lo de San Jorge porque nos han presentado un expediente que establece que en lugar de hacer la molienda acá se haga en San Juan, pero hay que ver qué pasa en esa provincia porque aún no tienen noticias», explicó el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso, quien agregó que tanto Ambiente como su ministerio le han pedido a la empresa un mes de trabajo.

«Estamos analizándolo entre Minería y Protección Ambiental; hemos establecido un mes de trabajo y ya hemos tenido reuniones conjuntas para trabajar desde la legalidad de la DIA (Declaración de Impacto Ambiental) y si la provincia está en condiciones de decirle que sí porque, ahora, la han presentado como una cantera de extracción de minerales y cuyo machaqueo se realizaría en San Juan», continuó Baldasso.

Pero a raíz de las dudas que surgieron en la provincia que conduce el justicialista José Luis Gioja, sobre todo después de que el ministro de Minería, Felipe Saavedra asegurase que el gobierno sanjuanino «hará saber de qué manera se entablará la relación con la empresa», Baldasso ratificó su comunicación vía telefónica con las autoridades sanjuaninas para ver cómo seguía el asunto. «Nos dijeron que no les había llegado nada, pero quedamos en reunirnos una vez presentado para ver cuáles son las condiciones y el espíritu del nuevo proyecto».

Más allá de las declaraciones oficiales, el ministro aclaró otro de los puntos que ya genera controversia: la posibilidad de que las regalías no queden en la provincia teniendo en cuenta que la molienda se realizará en San Juan. En algunas comunicaciones, se enfatiza (aunque todo en potencial) en que «las regalías aplicables se pagarán a Mendoza». Sin embargo, quien planteó dudas fue el titular de la Cámara de Empresarios Mineros, Roberto Zenobi, quien dejó picando la pelota respecto de que San Juan podría pedir parte de ese porcentaje que le toca a Mendoza.

«La presentación dice que la provincia define las regalías, entiendo que el porcentaje es el que se le plantea a cualquier mina que trabaja en segunda o tercera categoría», esclareció Baldasso, quien destacó entre las bondades del nuevo proyecto el hecho de que no se use agua de la provincia.

El destino de proyecto San Jorge fue definido por Francisco Pérez cuando era candidato a la Gobernación y peleaba mano a mano con Roberto Iglesias por ser el sucesor de Celso Jaque. Después de asambleas, de audiencias y en pleno trámite legislativo, el actual gobernador decidió darle de baja al proyecto mandándolo al archivo. Así, los legisladores justicialistas que, en ese momento debían debatir sobre el tema, debieron encolumnarse detrás del por entonces candidato oficialista.

Una vez frenado, continuaron las especulaciones. Vuelve San Jorge, no vuelve, entre otras. Lo cierto es que la compañía canadiense Coro Mining modificó su estrategia y apuesta a que Mendoza sea la fuente de extracción, y San Juan el lugar donde se «opere» la materia extraída, ajustándose a lo que dispone la ley 7.722. «Hay que ver cómo sigue el tema. Por ahora estamos detenidos en el análisis minucioso del expediente», finalizó el ministro de Infraestructura.