El Gobierno mendocino quiere que sean contratados en Hierro Indio y Cerro Amarillo, en la localidad de Malargüe. De acuerdo con Mendoza Online, ex empleados de la minera brasileña Vale podrían tener, luego de más de un año a la deriva, un lugar en las nuevas explotaciones proyectadas en Malargüe.

Ver también:

El gobernador de Mendoza manda los dos primeros proyectos mineros a la Legislatura

Fuente: El Inversor Energético y Minero
Autoridades del Gobierno provincial adelantaron que negocian con los inversionistas de Hierro Indio y Cerro Amarillo la contratación de los despedidos por la suspensión del proyecto de Potasio-Río Colorado. En una visita con periodistas al lugar, el ministro de Energía, Marcos Zandomeni, aclaró que los nuevos emprendimientos «no comprometen el recurso hídrico en la zona», donde hay incipientes desarrollos agrícolas.

En cuanto a la Ley 7.722, que prohíbe el uso de tóxicos en la minería metalífera, el funcionario destacó: «Nos desvela el empleo y su generación, pero tenemos instrucciones precisas del gobernador (Francisco) Pérez sobre las implicancias de la ley». Según Sitio Andino, cada vez más mendocinos creen que la minería puede ser una de las salidas a la alicaída economía provincial, que puede ser uno de los pilares de la nueva matriz productiva de Mendoza y generadora de puestos de trabajo genuinos.

Muchos se animan a levantar la bandera de minería sustentable, esa que con controles serios y responsables puede transformarse en una de las actividades más importantes de la región. Sobre este tema, el intendente de Malargüe Juan Agulles comentó que «muchos ya han entendido que la minería es una salida muy importante para empezar a aumentar la matriz productiva de la provincia, también porque nosotros lo hemos planteado con mucha seriedad, rigor científico y trabajo».