El presidente ejecutivo de la minera Buenaventura, Roque Benavides, aclaró esta tarde que Yanacocha (la compañía en que participa su firma y donde la trasnacional Newmont es accionista mayoritaria) construirá las obras de represamiento en Cajamarca y luego la mina Conga.

Fuente: diario El Comercio

20/06/2012. «Como empresa lo que hemos estado trasmitiendo, y por supuesto también ha habido comunicaciones formales, es que reconocemos que el peritaje está bien hecho y reconoce que el EIA fue bien hecho (…) Estamos comprometidos en hacer un esfuerzo adicional más allá del EIA para dar más agua, y es lo que se transmitió hace unos días, y que solamente será plasmado en una carta. Es que primero se van a hacer todas al obras de agua, lagunas artificiales y reservorios para después construir la mina en sí», dijo Benavides.

Tras afirmar que el peritaje «destruye» el concepto de cabecera de cuenca («porque no solo llueve en las cumbres, sino también en las quebradas, también llueve a 2.00 metros, no solamente hay agua en las cabeceras de cuencas») dijo que la minera evaluará «alternativas mejores» para garantizar un suministro de agua para la zona de hasta 14 millones de metros cúbicos. Su EIA había provisto 3,5 millones, mientras que en las lagunas Chica y Azul hay una reserva de 1,3 millones.

«Creemos que hay mucho mejores alternativas que cuidar lagunas pequeñas y contaminadas naturalmente», indicó, y opinó que evalúan una mejor inversión en represamientos para garantizar el agua.

Con ello, el proyecto se retrasará y estará listo «seguramente el 2015, 2016»: «Retrasar el proyecto es ya un daño al país y a la empresa (…) las cifras de pérdidas son anecdóticas».

«Estamos hablando del orden del 10% de rentabilidad» con Conga, señaló, que «es posible que perdamos este ciclo de precios». Sin embargo, tratarán de mantener la cifra en ese margen.