Alvaro Colom, presidente de GuatemalaColom dijo a la prensa local que «llevará algún tiempo» suspender de forma temporal las operaciones porque se debe probar que la empresa, dedicada a la extracción de oro, está causando contaminación ambiental.

 

 

Fuente: AFP
25/06/2010. El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, anunció este viernes que una mina de la canadiense Goldcopr seguirá operando en el país, pese a que él mismo ordenó hace dos días un cierre temporal, acatando una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

«Lo que hicimos (el miércoles), como le correspondía al Gobierno, fue responder a la solicitud de la CIDH, pero hay un procedimiento legal y administrativo que seguir. La empresa tiene sus derechos ganados, y se tiene que demostrar que las acusaciones son verdaderas», apuntó el gobernante.

Según la CIDH, un estudio de 2005 determinó que existe contaminación de agua en 18 comunidades aledañas a la mina Marlin, subsidiaria de la canadiense GoldCorp.
La valoración del gobernante de seguir un procedimiento a la empresa coincidió con la posición oficial de los directivos de la mina Marlin, que opera en dos municipios del departamento de San Marcos, unos 300 km al oeste de la capital, y fronterizo con México.

Goldcorp manifestó su expectativa de que «se cumpla el debido proceso referido en el comunicado de prensa emitido por el Gobierno de Guatemala, razón por la cual la mina Marlin continúa realizando sus actividades de manera regular».

«Vamos a estar dispuestos a colaborar con las instituciones del Estado siempre y cuando no se afecte el clima de inversiones», afirmó el representante de Goldcorp en el país, Eduardo Villacorta.

De acuerdo con Villacorta, la inversión acumulada excede los 250 millones de dólares en este proyecto, el cual da empleos directos e indirectos a unas 10.000 personas.