Decenas de manifestantes ascendieron al cerro y elevaron voces en defensa de las fuentes de agua. Más acciones contra la explotación minera alistan colectivos sociales de Azuay; específicamente en contra de la probable explotación en Quimsacocha, área de los cantones Cuenca, Girón y San Fernando.

Fuente: diario El Universo

20/09/2011. En el cerro, una empresa canadiense emprendió un estudio del suelo para determinar la existencia de yacimientos, especialmente de oro y cobre.

De ahí que el sábado próximo, en la parroquia Tarqui se efectuará el concierto Por la vida, organizado por universitarios y líderes de esa comunidad cuencana. El próximo mes, está prevista una consulta popular para preguntar a la población de Tarqui y de la parroquia Victoria de Portete si está de acuerdo con la explotación minera en Quimsacocha.

La semana pasada hubo acciones de rechazo. El prefecto azuayo Paúl Carrasco presentó una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Constitucional alegando que la competencia en cuanto a gestión ambiental corresponde a las provincias. Sobre la posible explotación minera en Quimsacocha, sostuvo que «podría afectar en cantidad y calidad el agua que toman 730 mil azuayos de los cantones Cuenca, Santa Isabel, San Fernando y Girón».

Ello provocó ayer la respuesta en Guayaquil de la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, y del viceministro de Minas, Federico Auquilla.

Aguiñaga afirmó que Carrasco «trata de desinformar a la población y desconocer que el ente rector ambiental nacional es, en este caso, el Ministerio del Ambiente». Dijo que no hay informe que indique alguna afectación en el cerro. «No podemos hablar de estudios que vengan del hígado o de la mera pretensión de una persona…».

Auquilla dijo que no se ha entregado ninguna concesión minera en Quimsacocha y afirmó que ninguna explotación puede empezar en el país sin aval de la cartera de Ambiente.

Ayer, el prefecto Carrasco no pudo ser contactado. Según colaboradores de la Prefectura, permanece fuera del país.

En Quimsacocha nacen los afluentes de los ríos Tarqui y Yanuncay, y goza desde el 2005 de la categoría bosque protegido, según el dirigente azuayo Carlos Pérez Guartambel.

Él fue uno de los líderes que el sábado pasado promovió una movilización desde Cuenca hacia el cerro en mención.

Decenas de personas, entre colegiales, universitarios y comuneros ascendieron a la colina para expresar su rechazo contra la explotación minera y elevar voces a favor de la preservación del ambiente.

Mientras que el alcalde de Cuenca, Paúl Granda, anunció nuevos estudios hidrológicos y geográficos en la zona de Quimsacocha. Dijo que el Concejo Cantonal tiene la voluntad para preservar el entorno sobre cualquier actividad económica. «Requerimos argumentos sólidos que permitan la defensa de nuestro territorio», señaló.