Autoridades ambientales brasileñas suspendieron las operaciones de Jacunda Mining Co. que explota niobio y titanio en el estado de Río de Janeiro, luego que un dique de retención se rompió, lo que llevó arena y arcilla a un río impoluto que fluye a la Bahía de Guanabara en la que se realizarán las competencias de vela de los Juegos Olímpicos en 2016.

Fuente: Associated Press
El Instituto de Protección Ambiental del estado de Río de Janeiro señaló el martes en un comunicado que la empresa Jacunda Mining Co. fue clausurada indefinidamente el día previo y se le ordenó reparar el dique. La compañía minera extrae niobio y titanio.

Se derramaron al río Roncador «grandes cantidades» de arena y arcilla el 30 de julio, se afirma en el comunicado, y se están realizando pruebas para determinar el impacto en la calidad del agua. Se esperan resultados en 10 días.

Como parte del proyecto olímpico de Brasil, las autoridades se comprometieron hace más de seis años a reducir radicalmente la cantidad de aguas residuales provenientes de seres humanos en la Bahía de Guanabara antes de la realización de los Juegos.