Los Autoconvocados de la Cuenca del Río Juramento realizarán esta tarde, a partir de las 15, una nueva asamblea para definir los pasos a seguir en contra de la instalación de una planta de nitrato de amonio en El Galpón. Repudiarán el confirmado parentesco entre el gerente de Nitratos Austin SA y José Urtubey, hermano del Gobernador. También se pronunciarán contra el millonario subsidio que se pretende otorgar el Gobierno provincial a la firma por la provisión de gas natural para producir nitrato de amonio, componente de explosivos. Fuente: El Tribuno

Los vecinos se concentrarán en el mismo lugar en el que desde el 14 de mayo pasado realizan una protesta con acampe, a la vera de la ruta nacional 16, cerca del pueblo de El Tunal. Allí, la empresa química inició los trabajos previos para comenzar a construir el complejo industrial.

Los ambientalistas están indignados por el vínculo entre la familia Urtubey y la compañía. El gerente de Nitratos Austin, Juan Ignacio Rigou, reconoció días atrás ser tío político de José Urtubey, quien es hermano del Gobernador de Salta y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). Las críticas apuntan, además, al contrato que firmó Nitratos Austin con la empresa pública de Recurso Energéticos y Mineros Salta (REMSA), en 2010, para la provisión de gas a 2,60 dólares el millón de BTU, mientras que las industrias del NOA pagan hoy 13,29 dólares u 11 dólares si importan el recurso desde Bolivia.

Con un precio más bajo, la Provincia le regalará a Nitratos Austin cerca de $1.700 millones en gas subsidiado durante los 10 años que contempla el acuerdo.

El 22 de este mes los autoconvocados de El Galpón, Metán, El Tunal y Joaquín V. González decidieron que no van a dejar pasar maquinaria para la construcción de la planta para producir nitrato de amonio. Remarcaron que seguirán cumpliendo con la orden judicial de dejar pasar al personal, pero solamente a vehículos livianos de la empresa Austin hasta que el juez Correccional y de Garantías de Metán, Sebastián Fucho, se expida sobre la acción colectiva de amparo ambiental que presentaron. En el planteo legal pidieron que la empresa Austin «se abstenga en adelante y por el plazo que razonablemente determine el juez, conforme a las especiales circunstancias que rodean el caso, de realizar toda actividad química o minera (construcción de la planta industrial, instalación de maquinarias, construcción de canales de riego, piletones, desarrollo de actividades de producción, etc.), para producir nitrato de amonio grado industrial y grado fertilizante F 07 y demás actividades en el inmueble identificado como una fracción de 818 has. perteneciente al catastro N§ 11.466 en mayor extensión, ubicado en el departamento de Metán, jurisdicción de la Municipalidad de El Galpón a la altura del km. 653 de la ruta nacional 16».

«Es inevitable el manto de incertidumbre en Austin»
Los vecinos autoconvocados por un medio ambiente sano, de Metán (VAPUMAS), ante el reconocimiento formal de los vínculos parentales que unen al gerente general de Nitratos Austin SA, Juan Ignacio Rigou, a un hermano del Gobernador informaron que creen «que el señor Rigou y la familia del Gobernador ocultaron exprofeso la relación, a fin de evitar lógicas sospechas por parte de quienes nos interiorizamos cada vez más en las alternativas de la radicación Austin».

«Han surgido ahora situaciones muy dudosas sobre favoritismos en el precio del gas de un contrato con cláusulas de confidencialidad, además de parentescos que vinculan al gerente de la empresa con la familia del Gobernador…es inevitable que un manto de incertidumbre y duda se tienda sobre el proceso de aprobación de la radicación de Austin en El Galpón», dice el documento. Los manifestantes se despegaron de cualquier insinuación política. «VAPUMAS solo defiende un medio ambiente sano, no nos mueven razones políticas ni personales», explicaron.
«Sus integrantes no cobran ningún tipo de haber ni contribuciones, trabajan absolutamente ad-honorem y viven de sus actividades particulares. Es fundacional el apoyo al necesario desarrollo sustentable de nuestro Sur. Sin inversión e industrialización el progreso se convierte en una utopía y la desocupación signa un futuro incierto para nuestra sociedad», afirmaron. «Defendemos un derecho difuso: la buena calidad del medio ambiente, versus legítimos intereses industriales económicos de una firma privada, a la que por cierto, necesitamos como hacedora de puestos de trabajo, pero rechazamos como agresora potencial de la seguridad y del medio ambiente», enfatiza el comunicado.