La compañía minera «Plata Real», filial de la canadiense Linear Gold Corporation, retiró toda su maquinaria del municipio de Magdalena Teitipac, donde mantenía trabajos de exploración, afirmó el representante del Comité por la Defensa de la Integridad Territorial y Cultural de Magdalena Teitipac, Blas Hernández. El pasado 26 de febrero de 2013, la comunidad determinó expulsar a la compañía minera «Plata Real» por causar «una grave contaminación en el Río Dulce».

 

Fuente: Noticiasnet

El inconforme señaló que esta acción responde a los acuerdos de asamblea generados el día 26 de febrero de 2013, en los cuales la comunidad determinó expulsar a la compañía minera «Plata Real» por causar «una grave contaminación en el Río Dulce».

E informó: «se decidió entregar el día 13 de julio toda la maquinaria utilizada por la empresa desde mayo 2009 para la exploración de los cerros Jacalote y Loma Colorada».

Señaló que los representantes de la empresa, René Hernández y José Pilar Salazar notificaron a las autoridades que el motivo de su presencia en la comunidad era retirar las máquinas y bienes muebles utilizados.

Una vez acordados los términos de entrega y en presencia de las autoridades municipales, el Consejo de Ancianos y el Comité de la Defensa Territorial y Cultural de Magdalena Teitipac, los representantes de la empresa minera sustrajeron y trasladaron desde el pasado nueve de julio y hasta el 13 toda su maquinaria. Ésta fue entregada «en óptimas condiciones», señaló Hernández.

Subrayó que esta gestión se hizo para expresar el rechazo de la comunidad a los permisos otorgados para exploración por la ex autoridad agraria, mismos que no fueron consultados en la asamblea presentando diversas irregularidades.

«Estos estuvieron viciados desde el principio de su gestión, en el año 2009, cuando la empresa sobornó al presidente del Comisariado de Bienes Comunales Andrés Molina Martínez quien firmó un convenio por cinco años sin el consentimiento de la asamblea comunitaria», subrayó.

El representante del comité dijo que con esta acción la comunidad refirma su oposición «a todo proyecto que atente contra la integridad de su territorio y revoca por acuerdo de asamblea los contratos firmados por las autoridades agrarias para realizar los trabajos de exploración».

Asimismo, exigió la cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de ciudadanos de Magdalena Teitipac que están defendiendo a la población ante la intromisión de la compañía minera.