Días atrás, una misión del gobierno de Mendoza viajó a China con el objetivo de interesar a la Shanghai Potash Engineering Research Center en el proyecto trunco de Potasio Río Colorado. El presidente de la empresa visitará personalmente los yacimientos ubicados en Malargüe. Es un nuevo intento para reflotar la explotación de potasio que estaba a cargo de la empresa Vale y frenó su proyecto en el año 2013. La intención del ejecutivo provincial no tuvo en cuenta que, el daño probable de este proyecto es la salinización del río Colorado, una de las cuencas más importantes de Argentina.

Fuente: La Nueva – Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina.

Por: Noalamina.org

En julio del 2012, la ex presidenta Cristina Fernández había anunciado la puesta en marcha de la mina de Potasio Río Colorado, en Mendoza, un proyecto que describió como “estratégico” por su monto cercano a los 6.400 millones de dólares y el efecto multiplicador en los proveedores que iba a generar. Se trataba de un proyecto que usaba el método de disolución para extraer el mineral a la superficie desde las capas de cloruro de potasio ubicadas a un kilómetro por debajo. Se enmarcaba, en un fuerte crecimiento de la demanda de fertilizantes por el boom de los biocombustibles. Sin embargo, la empresa brasileña Vale frenó su proyecto en 2013 tras revisar sus planes internacionales y entender que la situación económica de la Argentina no generaban  condiciones adecuadas para continuar.

Dentro de los numerosos intentos por resucitar el proyecto con empresas de distintas procedencias,  cabe destacar el de febrero de 2015 con gestiones de la Presidencia de la Nación para captar inversiones de empresarios chinos.

Días atrás, una misión del gobierno de Mendoza viajó a China con el objetivo de interesar a la Shanghai Potash Engineering Research Center en el proyecto trunco de Potasio Río Colorado. El encuentro con los directivos de la empresa fue la primera actividad oficial de la gira y participaron del mismo, el ministro de Infraestructura, Economía y Energía, Martín Kerchner, junto al subsecretario de Energía Emilio Guiñazú y el director de ProMendoza, Mario Lázzaro.

Si bien los funcionarios regresaron sin una respuesta concreta, Wei Chengguang, presidente de la Shanghai Potash anunció que viajará a Mendoza para conocer personalmente el proyecto que inició la brasileña Vale. “Veo mucha oportunidad en ese proyecto, espero que podamos visitar Mendoza en los próximos días y estudiarlo en profundidad. Creemos que podemos además apoyar y contribuir a la amistad entre los dos gobiernos”, dijo Wei. Es importante destacar que China consume 16.000 toneladas anuales de potasio y sólo produce 6.000 toneladas.

El proyecto inicial contemplaba la producción de 4 millones de toneladas de ese fertilizante, siendo luego reformulado para hacerlo más accesible a posibles inversores, con una meta de producción de 1,5 millones. “Era tan gigantesca y faraónica la obra que se propuso en su momento que por sus costos y la caída del precio del potasio se tornó inviable. Para concretarla es muy importante la energía y por eso le contamos del proyecto de Portezuelo del Viento, y también es muy importante el transporte y por eso le hablamos del tren de Vaca Muerta, además de tener ya la declaración de impacto ambiental”, dijo  Kerchner a los medios mendocinos invitados a la gira.

En cuanto a la posibilidad de sumar el potasio del sur mendocino al ramal Bahía Blanca – Vaca Muerta, desde La Nueva se le preguntó sobre dicha posibilidad al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien en julio pasado había aclarado. «Todo desarrollo económico que puede financiar una extensión del tren se puede hacer, pero esto hoy no existe, es un tema que hemos analizado, vimos los proyectos y no hay nadie que este dispuesto a invertir para que el tren llegue hasta el sur de Mendoza, sí hasta Añelo, en Vaca Muerta».

En Mendoza se viene hablando de «la solución» para reducir hasta un 50% el costo de transportar material desde la mina hacia el puerto de Bahía Blanca y plantean un nuevo proyecto de ferrocarril cuya traza vaya desde Malargüe a Añelo, pasando por Chinchinales.

No resulta para nada llamativo el interés del gobierno de Mendoza por apostar a la minería, ni el intento por interesar a empresas chinas para su realización. En la actualidad, se está presionando para modificar la Ley Nro 7722 en la Legislatura Provincial y están empezando a llegar a nuestro país empresas de origen chino como en el caso del Proyecto Pascua Lama. Se trata de un proyecto que fue clausurado definitivamente del lado chileno pero sin embargo, en Argentina Barrick Gold se unió con la empresa Shandong Gold para intentar su explotación subterránea.

Si bien la ubicación del proyecto Potasio Río Colorado es en el departamento de Malargüe, la comunidad más cercana al mismo distante 70 km es Rincón de los Sauces, en Neuquén.

Los gobernantes no tienen en cuenta que el daño probable de este proyecto es la salinización del río Colorado, una de las cuencas más importantes de Argentina. Otro perjuicio considerable es el enorme consumo de gas del proyecto, que pone en riesgo las limitadas reservas de gas del país. Además, una pila de sal de 210 hectáreas y 50 metros de altura, de unos 100 mil millones de kilos, será abandonada a 17 Km del río Colorado, a perpetuidad, constituyendo el mayor pasivo ambiental de la provincia. Es necesario aclarar que el riesgo sísmico no se ha estudiado, como así también el poder erosivo del poderoso viento sonda sobre las pilas de sal, ni su capacidad para transportar el mineral hacia el río.

El río Colorado es un curso de agua dulce, muy importante para la extensa región seca que atraviesa. Recorre 5 provincias (Neuquén, Mendoza, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires), otorgando a sus habitantes agua para consumo y riego en el caso de productores. Además, es fuente de abastecimiento no solo de pequeños y medianos pueblos de estas provincias, sino de grandes ciudades como Bahía Blanca, Punta Alta y Santa Rosa.