Hoy el escenario chubutense es crítico, ya que el gobernador Buzzi pretende derogar la ley 5001, que en 2003 fue la primera ley en Argentina en prohibir la megaminería con cianuro. Buzzi pretende aprobar un marco regulatorio para la megaminería que crea dos categorías de ciudadanía (el área de la cordillera, donde la megaminería se haría con «licencia social», aunque ésta no es definida; y los de la meseta, territorio en donde ni siquiera se les otorga a sus habitantes la posibilidad de emitir voz y voto; habría megaminería sin discusión alguna). El discurso del gobernador desliza muchas mentiras y falsedades en torno a promesas de empleo, e incluso en el marco regulatorio propone la entrega de cheques mensuales a cada habitante con diez años de residencia en la zona, que se haría con los supuestos beneficios de la minería. No, no estamos exagerando: lo propone el «marco regulatorio»: cheques otorgando dinero cantante y sonante para cada chubutense. .. Por Maristela Svampa

Estuvimos tres días con Enrique Viale en Comodoro y en Trelew. Un viaje conmovedor, ojalá pudiera repetirse. Fuimos acompañados por gente lúcida y comprometida, como Andrés Acevedo y Sebastian Sayago de Proyecto Sur; Sebastian Barros, polítólogo de la UNPAT; y en Trelew, por los miembros de la nueva cátedra de estudios urbanos y territoriales, impulsada por Pablo Blanco, historiador y delegado zonal de la UNPAT. O sea, varias instituciones y organizaciones hicieron posible nuestro viaje. También trabajamos de presentadores seriales de libros en varios lugares, entre ellos, en ATECH (Asociación de Trabajadores del Estado de Chubut) y en la librería Mandala, de Trelew, que en realidad, más que una librería, es un gran espacio cultural. En Comodoro también compartimos un panel con un diputado provincial (de la UCR) y en Trelew se nos acercó un diputado del FPV. Advierto que, para la inauguración de la cátedra de estudios urbanos y territoriales de la UNPAT en Trelew, las autoridades habían invitado de modo insistente a distintos legisladores provinciales, pero solo UNO de ellos se hizo presente…

La Patagonia nunca deja de sorprenderme. Cada viaje es para mí la confirmación de que ése es mi territorio originario, fundacional y realmente inspirador. En Mandala presenté también mi novela, «Donde están enterrados nuestros muertos» , cuya historia transcurre en la estepa patagónica, y la verdad es que sentí que ése era el lugar donde debía presentarla desde el principio.

Hoy el escenario chubutense es crítico, ya que el gobernador Buzzi pretende derogar la ley 5001, que en 2003 fue la primera ley en Argentina en prohibir la megaminería con cianuro. Buzzi pretende aprobar un marco regulatorio para la megaminería que crea dos categorías de ciudadanía (el área de la cordillera, donde la megaminería se haría con «licencia social», aunque ésta no es definida; y los de la meseta, territorio en donde ni siquiera se les otorga a sus habitantes la posibilidad de emitir voz y voto; habría megaminería sin discusión alguna). El discurso del gobernador desliza muchas mentiras y falsedades en torno a promesas de empleo, e incluso en el marco regulatorio propone la entrega de cheques mensuales a cada habitante con diez años de residencia en la zona, que se haría con los supuestos beneficios de la minería. No, no estamos exagerando: lo propone el «marco regulatorio»: cheques otorgando dinero cantante y sonante para cada chubutense. ..

Es extraño, porque no se sabe muy bien de dónde saldría ese dinero, dado que las regalías (que son provinciales) no pueden superar el tope (marco regulatorio nacional) del 3%. Y respecto de fondos de responsabilidad social empresarial, habría que darles a los representantes del gobierno chubutense un baño de realidad. Y si no, observen lo ocurrido en Santa Cruz, provincia que está en plena crisis fiscal (algo no muy lejos de la situación chubutense).

Cuando estuve ahí hace un mes y medio atrás (escribí una nota titulada «Viaje al mundo feliz de la megaminería, publicada en plazademayo.com) , el gobernador Peralta estaba mendigando 14 millones de $ mensuales a las mineras, para sostener los 14 hospitales de la provincia. Aclaro que Peralta ni siquiera se proponía modificar el marco regulatorio para aumentar, por ejemplo, la apropiación estatal de la renta minera, sino que estaba proponiendo la creación de un Fondo de Responsabilidad Social Empresaria…Sin embargo, esto fue rechazado de modo contundente por las mineras, y ante la tentativa de proponer que la creación de este fondo saliera por decreto, llegó el veto a nivel nacional, apoyado incluso por La Cámpora, con la orden benemérita de NO TOCAR a las mineras.

Por ello, bien vale la pena preguntarse: ¿Quién le habrá escrito a Buzzi el llamado «marco regulatorio», el cual no deja de ser un insulto a la inteligencia de los ciudadanos chubutenses? ¿Será que habrá venido en inglés, y directo de Canadá? ¿Qué votará el progresista FPV, varios de cuyos miembros presentan hoy un lenguaje escurridizo, poco claro frente a las preguntas de la población? ¿Es que acaso no les importa lo que piensa mucha gente en Chubut que ha votado a Cristina, pero que se opone de modo muy claro al avance de la megaminería? ¿Qué harán entonces esos chubutenses que se muestran tan identificados con el FPV, pero que insisto, critican a la megaminería, si el marco regulatorio que propone Buzzi es aprobado?Y más acá: ¿Habrá posibilidad de que se articulen acciones de movilización, que reúnan de modo plural ciudadanos sueltos y foros asamblearios, con diferentes organizaciones y partidos, en ciudades como Trelew, Rawson, Comodoro, Puerto Madryn, donde efectivamente hay resistencias?

En fin, en Chubut, vez de estar pensando alternativas productivas viables y sostenibles para la zona de la meseta central, el gobierno busca soluciones cortoplacistas, sacrificando el territorio en aras de un supuesto progreso y desarrollo que nunca llegará a la población, y que solo beneficiará a las grandes multinacionales mineras y a la clase política gobernante.Por eso, más que nunca, en la provincia pionera en la lucha contra la megaminería, con el ejemplo esquelense que todavía resuena en el país, es necesario defender la ley 5001, expresión de la movilización y la voluntad ciudadana. La propuesta de nuevo marco regulatorio es una burla y una estafa a la ciudadanía chubutense.

Varios datos interpelantes:-En la zona petrolera, hay un discurso que subraya el hecho de que sus territorios han sido sacrificados y critican el hecho de que el resto de la provincia viva y se sostenga en definitiva gracias a la producción petrolera. Sin embargo, hay voces que comienzan a desnaturalizar el daño ambiental producido por la explotación petrolera, a problematizarlo, y que, por ende, en el contexto actual, se oponen a la megaminería. La historia petrolera no solo genera reproches (justificados) acerca de las desigualdades regionales, sino también planteos críticos, máxime cuando la megaminería aparece como una figura extrema de despojo económico, corrosión institucional y depredación ambiental.-Sobre las verdades de las ciudades-campamento: Comodoro es una de las ciudades argentinas con el índice más alto de criminalidad: 24 homicidios ocurridos en 2012. También hay incontables prostíbulos y locales destinados a la trata de personas, uno de los problemas más graves de este país.-Comodoro y las condiciones de trabajo. El colega Sebastian Barrios de la UNPAT , que investiga sobre este tema, nos contó que la empresa Tecpetrol tiene 70 trabajadores internados por adicción. Un dato escalofriante que obliga a revisar sobre las condiciones de trabajo en el área petrolera.-Se está llevando a cabo el juicio por la masacre de Trelew.

Recordemos que el 22 de agosto se cumplen 40 años… No hay que dejarlo pasar. Estuvimos con el abogado del foro local, Eduardo Hualpa, al final de nuestro recorrido en Trelew, y nos hubiese gustado conversar más sobre el tema. Esperamos que haya otras oportunidades.-Cristóbal López está en todas partes… Después de haber incursionado en Santa Cruz, me tocó sentir su omnipresencia como gran propietario de medios en el territorio chubutense. Pero ojo, no todos los gatos son pardos; la posición de los medios en una y otra provincia es diferente. En Santa Cruz, provincia presidencial, el cierre de los medios, respecto de temas como la megaminería, es Total. La estructura autoritaria no presenta fisuras; es a prueba de fugas! (no me hicieron una sola nota periodística y por supuesto, nunca aparecí anunciada en el programa de la feria del libro a la cual me había invitado la CTA y el MST). En contraste con esto, en Chubut hay apertura mediática; hay medios radiales y escritos que obstaculizan esa tendencia al cierre que hoy advertimos en estos temas. No olvidemos que no es fácil fisurar o abrir brechas frente al poderoso alineamiento que existe entre poder político, económico y mediático respecto de estos temas, y que en provincias como San Juan, Santa Cruz, Catamarca y Tucumán (por dar algunos ejemplos que me tocaron de cerca en los últimos tres meses) presenta cuadros realmente alarmantes.-Un solo medio me preguntó sobre los Dragones, que han sido tapa de diarios en el país. Una experiencia que da para pensar el modo en cómo se vive, se trabaja y se resiste en un enclave extraterritorial, controlado por las grandes empresas transnacionales, de los cuales hay tantos en nuestro país…
Finalmente y una vez más, un gran agradecimiento a quienes fueron nuestros anfitriones en estas dos queridas ciudades patagónicas.