La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto del Poder Ejecutivo por el cual se convalida el acuerdo alcanzado con la empresa española Repsol por la toma del control estatal de YPF, con el 51 por ciento de sus acciones. Esto implica que el estado argentino le pagará a Repsol un resarcimiento de unos mediante la emisión de bonos. No se considerararon los comprobados daños ambientales de la empresa en las àreas sus explotaciones y que el propio gobierno había confirmados hace dos años.

Ver también:

  • Indemnizar a Repsol, socializar los pasivos ambientales

  • Repsol, YPF y la deuda pública

  • Argentina indemniza a Repsol con más de US$5.000 millones en bonos por YPF

  • Cláusula secreta YPF-Chevron: lo que «no se podía decir»

Fuente: Inversor Energético y Minero

En una votación que arrojó 135 votos positivos, 59 negativos y 42 abstenciones, el Congreso completó así el trámite parlamentario del proyecto, que recibió media sanción del Senado el 27 de marzo pasado.

Según Télam, la iniciativa fue respaldada por el Frente para la Victoria (FpV), por los aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero, de Nuevo Encuentro, del Movimiento Solidario Popular, del PJ La Pampa y por una de las integrantes del Movimiento Popular Neuquino (MPN). También apoyaron el proyecto oficialista, diputados opositores como los dos referenciados en el sindicalista Hugo Moyano, los dos del MPN no alineados con el gobierno de su provincia.

En contra lo hicieron bloques como radicalismo, el Frente Amplio Progresista, UNEN, Unidad Popular y el Frente de Izquierda, entre otros; en tanto que se abstuvieron los representantes del PRO, del Frente Renovador y de Compromiso Federal. La votación se realizó tras casi 16 horas de debate en los que se escucharon más de 120 discursos de los representantes de la veintena de espacios con presencia en la Cámara.

A decir del diputado Mario Metaza (FpV de Santa Cruz), presidente de la comisión Energía y Combustible, aseguró que el acuerdo con Repsol por YPF «consolida la confianza en el país» y otorga «un clima favorable de inversión».