Con el caso del Tribunal Supremo de la India sobre el proyecto minero de Vedanta Resources en la tierra de la tribu dongria kondh a punto de acabar, se está gestando un enfrentamiento en torno a los derechos tribales.

Foto: El ex ministro Jairam Ramesh se reúne con líderes dongria y majhi kondhs.
Fuente: Canal Solidario

El caso de la mina de Niyamgiri está en estos momentos centrado en los derechos de los dongria kondhs según la Ley de Derechos Forestales, una norma histórica que se supone debe proteger los derechos de los pueblos tribales a sus tierras. Incluso con el caso ya en marcha, la Oficina del primer ministro ha pedido que se suavice de forma alarmante dicha legislación, estableciendo que no se requerirá el consentimiento de los pueblos tribales para muchos proyectos industriales. La Oficina ya había presionado con anterioridad para que se permitiera la mina en Niyamiri, dando así prioridad al desarrollo industrial sobre los derechos de las tribus del país.

Por el contrario, el ministro de Asuntos Tribales, Kishore Chandra Deo, ha expresado su preocupación porque algunas partes en el juicio están «tratando de argumentar que pueden saltarse, ignorar o socavar la Ley de Derechos Forestales». Ha pedido que se fortalezca dicha ley.

El caso sobre la mina se convierte cada vez más en una batalla no solo por Niyamigiri, sino por los derechos tribales en toda la India.

La próxima vista oral está prevista para el 21 de enero.

Mientras, el ministro que paralizó la mina en 2010, Jairam Ramesh, visitó Niyamgiri este fin de semana. Allí preguntó: «¿Por qué, por una necesidad tan pequeña, se debe destruir un lugar sagrado como Niyamgiri?», y ofreció un paquete de ayuda al desarrollo para las comunidades de la zona y los alrededores. Según algunas informaciones, se dirigió a la multitud congregada y dijo: «La minería no es necesariamente una ayuda, sino a menudo una maldición».

Las informaciones apuntan a que el Gobierno del estado de Odisha trató de impedir la visita de Ramesh. El Gobierno de Odisha apoya la mina y la Odisha Mining Corporation, propiedad del estado, está luchando en el Tribunal Supremo contra la decisión del ministro de paralizar la mina.

Los líderes dongrias han denunciado acoso e intimidación por las fuerzas de seguridad. De camino a su reunión con Ramesh, junto a una gran delegación de otros dongria kondhs, Lodu Sikaka fue acosado por personal de seguridad, que trató de impedir que bajaran de las colinas. Durante su encuentro con Ramesh, Lodu pidió garantías de que el hostigamiento cesará.