La Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería pide varias medidas entre ellas declarar la emergencia Ambiental en Ancash tras el derrame de tóxicos de minera Antamina. El presidente de la región peruana de Ancash, César Alvarez, reclamó hoy una indemnización para los 210 pobladores afectados por un derrame mineral de la empresa Antamina, mientras que el gobierno evalúa sancionar a la compañía.

Fuentes: EFE y CONACAMI
«Aquí ha habido una irresponsabilidad de Antamina, no ha respondido al plan de contingencia, no ha estado a la altura de la emergencia en esos momentos», dijo Alvarez en rueda de prensa, tras reunirse con el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino.

 

El pasado 25 de julio se rompió un codo en la estación de válvulas de un mineroducto de Antamina y aproximadamente 45 toneladas de minerales concentrados se esparcieron sobre la comunidad campesina Santa Rosa, ubicada en el distrito de Cajatay, provincia de Bolognesi.

En un primer momento los pobladores se encargaron de dirigir el derrame hacia una poza para impedir que llegue a un río cercano e impidieron a los trabajadores de la minera ocuparse de la limpieza, razón por la cual estuvieron más expuestos al derrame.

El ministro peruano informó que el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) está haciendo una evaluación de la infraestructura para encontrar las fallas que pudieron ocasionar el accidente, mientras que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) analiza los impactos ambientales.

Merino agregó que «si las causas del derrame se deben al desgaste de la tubería, que no fue cambiada oportunamente, entonces la empresa es responsable» y la multa que impone Osinergmin puede llegar a los 3.650.000 soles (unos 1,3 millones de dólares).

La empresa informó, en la reunión convocada hoy por Merino sobre este caso, que ha brindado la atención médica a 210 personas y que todas ya han sido dadas de alta, aunque siguen en un proceso de monitoreo médico.

Varios medios locales han recogido los testimonios de los pobladores, la mayoría campesinos, de que aún siguen presentando dolores de cabeza, náuseas y dolores estomacales.

{youtube}uR-n1llU90U{/youtube}

Pronunciamiento de la CONACAMI PERÚ sobre intoxicación masiva del pueblo de Cajacay

La Confederación de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería (CONACAMI PERÚ), ante el siniestro del mineroducto y derrame de concentrado de la empresa Antamina, el pasado 25 de julio, que ha ocasionado la INTOXICACION MASIVA de los pobladores de Fortaleza, Santa Rosa, Chasquitambo y aledaños del distrito de Cajacay, provincia Bolognesi región Ancash, que ha comprometido la vida y salud de más de doscientos pobladores; nos dirigimos a la opinión pública para expresar lo siguiente:

PRIMERO.- Exigimos al Gobierno peruano priorizar la atención de salud y DECLARAR EN EMERGENCIA AMBIENTAL la zona de desastre y la región Ancash, a fin de asistir y evacuar a las víctimas a la ciudad de Lima y se dé atención integral a niños ancianos y madres gestantes que según reportes de los centros de salud a la fecha superan los 210 intoxicados.

SEGUNDO.- Se constituya el Ministerio del Ambiente y Energía y Minas para constatar la afectación de la salud de las personas y conforme su competencia lo exige, sancionen con el peso de la Ley a la empresa minera puesto que los pobladores denunciarán públicamente y solicitarán la indemnización correspondiente por la afectación sufrida desde años anteriores.

TERCERO.- Responsabilizamos a la empresa Antamina por la exposición al peligro a los campesinos de la comunidad quienes han inhalado partículas y los vapores del concentrado de Cobre, quienes sin ninguna protección fueron conminados a trabajar en el tapado de diques para que no llegue el concentrado al río Fortaleza, según los testimonios.

CUARTO.- Demandamos que el Ministerio Público de oficio debe aperturar una exhaustiva investigación, entablar la denuncia penal como corresponde porque no es un caso netamente de contaminación ambiental, es exposición a la vida, cuerpo y la salud, que según la normatividad penal vigente podría tipificarse como un hecho calificado de homicidio culposo.

QUINTO.- Denunciamos la inoperancia y desidia de los funcionarios del Estado quienes no han tomado las previsiones del caso pese a que con anterioridad los pobladores de Ayash, Juproj, sumados a los 32 centros poblados vienen exigiendo al Estado declare a la región Ancash en Emergencia Ambiental, por contaminación de su medio ambiente por parte de las empresas mineras.

SEXTO.- En este marco la CONACAMI PERÚ exige la inmediata conformación de una COMISION DE LA VERDAD sobre minería que investigue la actuación de los 20 últimos años de las empresas mineras frente a los pobladores de las comunidades afectadas por la minería, se indemnice a las víctimas y se sancione a los responsables.

SEPTIMO.- Solicitamos la presencia de los miembros del Organización Mundial de la Salud (OMS), las Naciones Unidas y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos a acoger las demandas de atención médica y velar por la preservación de la vida y salud de miles de personas principalmente de pueblos y comunidades indígenas del Perú.

Lima 03 de agosto de 2012

Consejo Directivo Nacional
CONACAMI PERÚ

Peru Antamina derrame jul12 infograf