Los violentos enfrentamientos entre comuneros y policías continuaron hoy en la provincia de Espinar, en Perú, donde campesinos se oponen a las operaciones de la minera Xstrata, a la que acusan de contaminar las aguas de dos ríos. La policía detuvo a varias personas entre ellas al presidente del Frente de Defensa de Espinar, Herbert Huamán, que promueve el paro indefinido en esa provincia del sureste de Perú contra la minera Xstrata. La Dirección Regional de Salud de Cusco, informó que encontró que 26 pobladores de Espinar tenían presencia de arsénico, cadmio, mercurio y plomo en la sangre y orina.

 

Fuente: AIM Digital y Milenio

30/05/2012. Durante la jornada de ayer, el número de fallecidos ascendió a cuatro personas. Dos habían muerto el lunes y otros dos perdieron la vida hoy, según el alcalde provincial, Óscar Mollohuanca.

La autoridad, quien también es uno de los líderes de las protestas contra la minera, informó que un hombre murió cuando era llevado al hospital y otro en dependencias de la empresa.

Los disturbios continuaron con fuerza este martes en Espinar, provincia de unos 70.000 habitantes en el departamento de Cusco, pese a que el gobierno había decretado ayer estado de emergencia en la zona.

Unas 100 personas, entre ellas casi 80 policías, han resultado heridas en las protestas.

Policía peruana detiene a dirigente de protestas contra minera

La detención de Herbert Huamán, presidente del Frente de Defensa de Espinar, enfrentado a la minera Xstrata, siguió a la declaración por el gobierno del estado de emergencia por 30 días en esa zona.

La policía detuvo hoy al presidente del Frente de Defensa de Espinar, Herbert Huamán, que promueve el paro indefinido en esa provincia del sureste de Perú contra la minera Xstrata. Según las imágenes difundidas por canal N, Huamán estaba acompañado por varios manifestantes en la puerta de un centro de salud de Espinar cuando llegó un grupo de policías, que se lo llevó detenido.

La policía, según mostraron las imágenes, le hizo subir a una camioneta abierta desde la que un agente uniformado disparó repetidamente al aire con un subfusil mientras se alejaba. La detención de Huamán, a quien la Fiscalía ha denunciado por los disturbios ocurridos en los últimos días en esa provincia, se produce horas después de que el gobierno declarara el estado de emergencia por 30 días en esa zona.

Un enfrentamiento entre los pobladores de Espinar y la policía causó ayer dos muertos y decenas de heridos, además de al menos una veintena de detenidos. Espinar amaneció hoy en calma, con escasa actividad comercial y abundante presencia policial, después de los enfrentamientos de ayer que causaron al menos dos muertos.

El alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, aclaró hoy a periodistas locales que las versiones que él mismo había difundido sobre la muerte de otras dos personas no habían sido «contrastadas» por sus fuentes y prefirió dejarlas en «suspenso». Mollohuanca había sumado dos víctimas más a los dos fallecidos que están en la morgue de Espinar y en un hospital de Tintaya, según la fiscalía.

Según los informes periodísticos de la zona, las Fuerzas Armadas aún no han llegado a Espinar para apoyar a la Policía en la recuperación del orden público, después de los disturbios en las inmediaciones del yacimiento de cobre Tintaya y del mismo Espinar que incluyeron el incendio de una camioneta de la Fiscalía.Los contingentes de la Policía enviados a Espinar, provincia de la región Cuzco con una altura media de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, estaban desplegados hoy por esta ciudad andina en el noveno día del paro indefinido convocado por el Frente de Defensa contra la minera Xstrata.

Según la autoridad municipal, que encabeza las protestas, el incremento del canon minero pagado por Xstrata no es la principal demanda de este paro sino el mal manejo medioambiental de la mina de cobre. «Consideramos que debe existir un incremento, pero eso no lo vamos a manejar nosotros sino una autoridad autónoma», dijo en declaraciones a Radio Programas del Perú (RPP).

Los pobladores de la provincia de Espinar intensificaron ayer sus exigencias de que se haga una investigación a los supuestos daños ambientales causados por la mina de cobre Tintaya y se eleve de 3 a 30 por ciento el aporte al desarrollo que entrega la empresa a su localidad.

La situación llevó al gobierno peruano a declarar el estado de emergencia (excepción) en Espinar y el presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, invocó a los pobladores a levantar su medida de fuerza y reiniciar el diálogo. La medida, que estará vigente durante 30 días y entrega el control del orden interno a la Policía, comprende la suspensión de garantías relativas a la libertad de tránsito y reunión y la inviolabilidad de domicilio.

De otra parte, en el norte del país, cientos de personas se movilizaron hoy por las calles de la ciudad de Cajamarca, para expresar su apoyo al polémico proyecto minero Conga, el cual es rechazado por otro amplio sector de la población que considera que afectará las reservas de agua de la zona.

La marcha fue organizada por el Colectivo Cajamarca, integrado por empresarios, organizaciones políticas, universitarios, dirigentes sociales y pobladores. El presidente de Defensa y Desarrollo del caserío de San Nicolás, aledaño a Cajamarca, Justo Julca, dijo que buscaban la unión para alcanzar el desarrollo de la región a través de las inversiones mineras.

«Un llamado a nuestro presidente regional (Gregorio Santos) a que reflexione y no hagamos conflictos. Hay que unificarnos», afirmó Julca en el canal de televisión estatal. Santos es uno de los principales opositores al proyecto Conga, de la empresa Yanacocha y que contempla una inversión de 4,800 millones de dólares, y ha liderado diversas manifestaciones en su contra con el argumento de que afecta de manera irreversible las reservas de agua en el lugar.

Durante la marcha se registraron incidentes con opositores al proyecto, que lanzaron huevos a las pancartas y a los manifestantes. Por la tarde se tiene prevista otra marcha, pero esta vez de los que se oponen al proyecto, quienes se concentrarán en la plaza principal para después dirigirse a las lagunas que se preven drenar para desarrollar Conga e iniciar una protesta indefinida desde el jueves.

El estudio de impacto ambiental de Conga encargado a dos peritos españoles y uno portugués sugirió una serie de cambios para el proyecto, que contempla el drenado de cuatro lagunas, dos para extraer cobre y oro y el resto para almacenar los relaves.

El gobierno peruano que financió el peritaje y tras conocer sus resultados estableció una serie de condiciones a la empresa, como cuadruplicar las reservas de agua, crear un fondo social y diez mil puestos de trabajo.

Yanacocha y su socio mayoritario, Newmont, han señalado que un equipo de ingenieros y funcionarios se encuentran evaluando las recomendaciones del peritaje para tomar una decisión final sobre el proyecto. El gobierno peruano ha manifestado que espera llegar a un acuerdo escrito con la minera para poner en funcionamiento Conga.

Detención de líder

Los enfrentamientos se intensificaron luego de la detención del principal líder de las protestas, Helber Huamán.

El dirigente, junto a otros líderes campesinos, fue acusado por la Fiscalía de ser responsables de los desórdenes, generados en sectores de la población que exigen la salida de la cuprífera Xstrata, transnacional con sede en Suiza que explota el mineral Tintaya.

Entre los acusados está Mollohuanca, miembro del partido de izquierda ecologista Tierra y Libertad. La Fiscalía lo acusa de usar fondos públicos para promover una huelga cívica que se prolonga por 10 días.

Metales pesados

Según el viceministro de Minas, Guillermo Shino, estudios de expertos descartan que los ríos estén contaminados. Portavoces gubernamentales aseguran que Mollohuanca fue desbordado por líderes más radicales, como Huamán, que apuntan a que se prohíba definitivamente la actividad minera en la provincia, algo que el gobierno del Presidente Ollanta Humala rechaza de plano.

El gobierno central envió a Shino y a su colega de Ambiente, Mariano Castro, para dialogar con los campesinos, pero éstos rechazaron los contactos.

En un principio, los manifestantes exigían la presencia de los titulares de las dos carteras, Jorge Merino Tafur y Manuel Pulgar Vidal, pero luego Huamán pidió la presencia del propio Presidente Humala.

Los opositores a la minera afirman que las actividades de la minera afectaron los ríos Salado y Cañipía, y apoyan sus afirmaciones en antecedentes como los que emitió la Dirección Regional de Salud de Cusco, que informó que tras evacuar a más de 500 comuneros de Espinar encontró que 26 de ellos tenían presencia de arsénico, cadmio, mercurio y plomo en la sangre y orina, aparentemente tras beber agua de ambos cauces.

Tintaya pertenece a la división Operaciones Sudamérica de Xstrata, que encuadra también las operaciones de Las Bambas, en Perú; Alumbrera, en Argentina, y Lomas Bayas, en Chile.

{youtube}2ae2P6XoEyw{/youtube}

{youtube}pe4tjoAKnOU{/youtube}