Comuneros bloquean vías hacia mineras Anabi y Ares en Chumbivilcas. ULTIMÁTUM. Reclaman respuesta sobre compromisos asumidos, de lo contrario el lunes estarían tomando campamentos. En el lejano distrito de Llusco, provincia cusqueña de Chumbivilcas, ayer cientos de campesinos bloquearon las vías que conducen hacia los campamentos, como una medida preventiva para exigir el retiro de las mineras Anabi y Ares.

La decisión la tomaron los dirigentes del Frente de Defensa de los Intereses de Llusco y el alcalde distrital, Jaime Mantilla, luego que los representantes de las empresas mineras no asistieron a una cita programada para el lunes último, en la que debían explicar el Estudio de Impacto Ambiental de sus proyectos y los aportes económicos y en obras que darán a las comunidades campesinas.

Desinterés

Milton Barrionuevo Orosco, consejero regional, mostró su preocupación por el desinterés de las autoridades nacionales para resolver el conflicto minero. «Más de 5 mil campesinos mantienen bloqueadas las vías, porque los representantes de las mineras no acudieron a las reuniones».

Sostuvo que autoridades y dirigentes esperarán hasta el domingo alguna comunicación, de lo contrario el 16 iniciarán una huelga indefinida. «Tampoco descartan tomar por asalto los campamentos mineros», apuntó.

Agregó que la molestia surgió porque las mineras incumplieron con los compromisos de aporte económico,  asfaltado de carreteras y sustentación pública del EIA. 

«Nosotros no queremos oro, ni plata o cobre, nosotros queremos el agua y la agricultura. No nos traen ningún beneficio, por el contrario contaminan todo y nos matan», sostuvo el alcalde de Llusco, Jaime Mantilla, que respaldó la postura antiminera de los comuneros.

Anabi explota hace ocho meses más de tres mil hectáreas de oro, plata y cobre, en tanto Ares todavía efectúa trabajos de exploración en cerca de 15 mil hectáreas de su proyecto Azuca.

Los chumbivilcanos aseguran que los proyectos se ubican en las cabeceras de los ríos Molino y Santo Tomás, y su puesta en marcha contaminaría su caudal, afectando la actividad agrícola y ganadera.
 
CLAVES
Mientras en Llusco los campesinos bloqueaban las vías hacia las mineras Anabi y Ares, en Urcos, capital de la provincia de Quispicanchi, cerca de 150 pobladores de Camanti-Quincemil llegaron hasta esa localidad para protestar en contra de la minería informal y artesanal.
Exigieron la destitución de las autoridades del Ministerio Público y la policía por no hacer caso a la numerosas denuncias que han interpuesto, por ejemplo, en contra de la familia Quiñones y ciudadanos chinos.
 
CIFRAS
90%  del territorio de Chumbivilcas ha sido concesionado a pequeña y gran minería.
3  mil hectáreas posee Anabi, y Ares 15 mil hectáreas para explotar oro, plata y cobre.