Al menos 30 heridos dejaban el martes enfrentamientos entre policías y pobladores que protestan en contra del millonario proyecto minero de la estadounidense Newmont en el norte de Perú, pese al compromiso del Gobierno de buscar solución al conflicto. Los pobladores vecinos a Minas Conga, que busca trasvasar cuatro lagunas para extraer oro, temen perder el agua para sus cultivos y ganados y han asegurado que seguirán protestando hasta que el Gobierno retire el plan, considerado clave en la industria minera del país.

29/11/2011.»Hacemos un llamado a todos ellos a la cordura, a la calma, a que la población no debe sufrir los embates de un problema que nosotros consideramos importante y que queremos resolver», dijo el primer ministro, Salomón Lerner, a periodistas. En el sexto día de protestas en Cajamarca, a 900 kilómetros al norte de Lima y donde se ubica el proyecto, el Gobierno anunció la dimisión del viceministro de Gestión Ambiental, José de Echave, por discrepancias en el manejo de la disputa.

La protesta hizo que se suspendieran vuelos domésticos de un aeropuerto, en medio de bloqueos de carreteras, problemas de abastecimiento de alimentos y restricción del comercio. El Presidente Regional de Cajamarca, Gregorio Santos, dijo a Reuters que el enfrentamiento en el proyecto Minas Conga dejó 14 heridos, dos de ellos de bala, cuando policías intentaban desalojar a los manifestantes. También aseguró que en otra protesta en la localidad aledaña de Celendín hay hasta el momento 19 heridos por bombas lacrimógenas que se lanzaron en enfrentamientos de los manifestantes con la policía.

En Celendín funciona una oficina de información de proyecto minero y los manifestantes irrumpieron a la sede y causaron algunos destrozos, según fuentes cercanas a la compañía. «La población pide exactamente que el presidente asuma lo que estamos pidiendo, que declare la inviabilidad del proyecto Conga porque hay suficientes argumentos técnicos que hacen evidente su inviabilidad», dijo a Reuters el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra.