El presidente regional de Cajamarca hoy anunció la convocatoria a un paro regional contra el proyecto Conga para el próximo 9 de noviembre, para lo cual convocó a las organizaciones sociales, barrios y a los 127 alcaldes distritales de la región. Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca señaló que la medida de protesta contra la empresa Yanacocha será pacífico.

Fuente: RPP

03/11/2011. La autoridad regional mencionó que la medida es para mostrar a la empresa Yanacocha, que la población rechaza la ejecución del proyecto minero Conga, que comprende los distritos de Huasmín, Sorochuco ambos en la provincia de Celendín y La Encañada en Cajamarca.

Gregorio Santos Guerrero, opinó que «las lagunas que se pretenden desaparecer, en los próximos años pueden ser la única fuente de agua de los distritos de La Encañada, Matara, Jesús, Llacanora, Baños del Inca y las zonas urbano marginales de Cajamarca».

El mandatario regional aseguró que asumirá su responsabilidad y los riesgos que trae consigo la convocatoria de una medida de protesta, pero lo hace por el bien de la población en general y también para asegurar el abastecimiento de agua para las próximas generaciones.

Yanacocha reinició operaciones del proyecto minero Conga

La empresa Yanacocha, a cargo del proyecto, reiteró su disposición al diálogo tras rechazo expresado por pobladores de las localidades de Celendín y La Encañada.

Las operaciones del proyecto minero Conga, que comprende a localidades cajamarquinas como Celendín y La Encañada, se reiniciaron en todos sus frentes al 100 por ciento, informó Marco Balcázar, gerente de Responsabilidad Social del proyecto de la empresa Yanacocha.

Detalló que unos 20 campesinos incursionaron por la mañana en terrenos de la minera para realizar una inspección, la misma que terminó de forma pacífica.

Ante el paro anunciado para el 9 de noviembre por el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, pidió que se respete el Estado de Derecho, el libre tránsito y el derecho al trabajo.

«La empresa minera está dispuesta al diálogo», remarcó Balcázar Balarezo.