El frente de Defensa de Candarave y Jorge Basadre, integrado por dirigentes y pobladores de dichas jurisdicciones, acordaron enviar al presidente Ollanta Humala un documento mediante el cual pedirán el retiro de la licencia de uso de agua que posee Southern. El alcalde de Ite, Adán Vargas, piden que Southern desalinice agua del mar para su proyecto. Se ampara en el hecho que actualmente la única concentradora de la compañía minera usa 520 litros de agua por segundo, 170 l/s más de lo que consume toda la población de Tacna.

 

Fuente: diario Correo

10/09/2011. A 750 metros de profundidad del tajo abierto de la mina de Toquepala, 300 personas trabajan para la empresa Southern Peru a fin de obtener diariamente 60 mil toneladas métricas de mineral, que luego serán transportadas a una concentradora, de donde se extraerá finalmente, en promedio, 350 toneladas de cobre fino.

Así, con la actividad minera, Tacna se ha convertido en una de las ciudades que más aporte de canon recibe. Solo este año las arcas de los gobiernos regional y locales obtuvieron 350 millones 101 mil soles, 75% más que el año anterior.

La zanahoria y el burro

Las cifras parecen alentadoras, más aún cuando Southern promete generar para esta región fronteriza un 65% más de canon minero en el 2012, eso si la población aprueba su proyecto denominado «Ampliación de la concentradora Toquepala y recrecimiento del embalse de relaves de Quebrada Honda», mediante el cual aumentará su producción.

Aunque bien sabemos que en estas cuestiones la opinión de las comunidades muchas veces no se toma en cuenta y que se da más prioridad a la posición del Ministerio de Energía y Minas (MEM), que es el que al final dará el visto bueno o no al estudio de impacto ambiental del proyecto en cuestión.

Desalinización

Así las cosas, varias autoridades de la localidad, entre ellas el alcalde de Ite, Adán Vargas, piden que Southern desalinice agua del mar para su proyecto. Se ampara en el hecho que actualmente la única concentradora de la compañía minera usa 520 litros de agua por segundo, 170 l/s más de lo que consume toda la población de Tacna.

A esto se suma que Southern extrae, en total, 1.440 litros de aguas subterráneas de los pozos que bombea en Candarave. Y de allí surgen las quejas del burgomaestre de esa provincia, Gerardo Marón Laque, quien habla de desertificación de las tierras candaraveñas a causa de la minería.

La propuesta de la desalinización de agua del mar hace recordar que la compañía se acaba de comprometer en instalar una planta desalinizadora para el proyecto Tía María, en Arequipa, a fin de ya no usar el agua superficial del río Tambo. Y según información de la agencia estatal Andina, ya existen 17 empresas interesadas en construir esa planta desalinizadora.

Es preciso recordar que Tacna es el departamento que ocupa el primer lugar en desertificación a nivel nacional (según la Comisión de Ciencia y Tecnología de Lucha contra la Desertificación del Ministerio del Ambiente), debido a lo cual quienes se oponen a mayor uso de agua limpia o tratada por las mineras, esgrimen este argumento.

Pero hasta el momento Southern mantiene su postura de no desalinizar agua, tampoco utilizar agua limpia, y más bien reutilizar los relaves. Durante una visita hasta las instalaciones de Toquepala, el director de Servicios Ambientales de Southern Perú, Rodolfo Vicetti Valverde, dijo que desde el inicio de sus operaciones, en 1959, la empresa obtuvo la licencia de agua que otorga la Autoridad Nacional del Agua (ANA), y desde ese fecha la empresa paga un millón de soles al año por ese beneficio.

El ejecutivo no cree que el problema de la escasez hídrica tenga que ver con la actividad de Southern en Toquepala. «Es errada la posición de que si Southern dejara de existir Tacna tendría más agua», asegura. Incluso dio recomendaciones a las autoridades locales para la mejor optimización del recurso hídrico. «Una de las fuentes de agua es la zona de El Ayro, pero vemos que hay una fuerte oposición de algunos sectores; también está el riego tecnificado, mediante el cual el 60 por ciento de agua que se usa para la agricultura podría ser para el uso poblacional».

Deslindes con Chocano

Esto trajo a memoria la propuesta del presidente regional, Tito Chocano Olivera, quien dijo que había logrado comprometer a Southern Peru con 90 millones de soles para su proyecto «Plan de Desarrollo Agrario», a través del cual se tecnificaría toda la zona agrícola de la región. Posteriormente, sin embargo, la autoridad se quejó porque no recibía una respuesta positiva de la empresa minera. «Lo que pasa es que nosotros queremos estudios técnicos, perfiles (…) nosotros estamos totalmente dispuestos a apoyar ese proyecto, pero siempre y cuando hayan estudios», manifestó Vicetti Valverde.

El funcionario se pronunció también por la advertencia que hizo Chocano de enjuiciar a Southern Perú por mil millones de dólares «por los 50 años de contaminación en Tacna». Vicetti señaló que Chocano tendría que mostrar pruebas que sostengan que Southern produjo contaminación. «Y estamos seguros de que no las encontrará», anotó.

Millonario negocio

Una vez al año Southern Perú realiza pruebas para conocer cuánto de mineral existe en el yacimiento. Recientemente encontró que hay mil millones de toneladas de mineral de reserva, lo cual le permitirá seguir operando hasta el año 2036, si es que se amplía la concentradora, indicó el gerente de proyectos de Toquepala, Vicente Jaico Rodríguez.

Refirió que la nueva planta concentradora se ubicará entre la planta existente y la planta de lixiviación. Al igual que la primera concentradora, procesará 60 mil toneladas por día de mineral. Jaico asegura que esto no demandará mayor consumo de agua, toda vez que la que se utilizará será producto de la recuperación mediante un sistema moderno, del embalse de relaves de Quebrada Honda. Es decir, si bien no utilizarán más agua de la cantidad que tienen permitido, sí lo harán por un mayor período (hasta el año 2036).

Quieren la revocación de licencia de agua a minera

El frente de Defensa de Candarave y Jorge Basadre, integrado por dirigentes y pobladores de dichas jurisdicciones, acordaron enviar al presidente Ollanta Humala un documento mediante el cual pedirán el retiro de la licencia de uso de agua que posee Southern.

Según el gerente de Recursos Hídricos de Southern, José Nicolás de Piérola, Southern tiene una licencia de uso de 1.950 litros de agua por segundo (1.440 son de aguas subterráneas y 510 de aguas superficiales), pero varios sectores de la población ya no quieren que la empresa siga explotando los pozos de Candarave.

Otro de los acuerdos del frente fue realizar un paro este 21 de setiembre en la ciudad de Tacna. En esa misma fecha Southern realizará una audiencia pública en Ilabaya.