Pobladores que se oponen a proyecto minero y policías intercambiaron piedras y bombas lacrimógenas en el distrito arequipeño de Cocachacra. El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, estimó que en enero de 2011 un equipo de Naciones Unidas evaluará estudio de impacto ambiental de Southern Perú Corporation. El viceministro de Minas, Fernando Gala, aclara que el agua del subsuelo no será usado en caso se apruebe dicho proyecto, tal como lo exigía una de sus demandas. Montaje para un engaño distractivo.

 

 

Fuente: Perú 21

24/11/2010. La violencia volvió a estar presente en el segundo día del paro contra el proyecto cuprífero Tía María en Arequipa. Cientos de manifestantes se enfrentaron a la Policía esta mañana en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay.

La turba, que se congregó en el parque San Francisco para luego dirigirse a la plaza principal, lanzó piedras contra la Asociación Pro Cobre y los policías, quienes les respondieron con bombas lacrimógenas, informó la corresponsal de Canal N. Sin embargo, la Panamericana Sur y las avenidas principales no fueron tomadas por los manifestantes.

El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, reiteró que el proyecto Tía María se construirá solo si no tiene impactos ambientales negativos. Mediante un comunicado, el funcionario estimó que en enero de 2011 un equipo de Naciones Unidas evaluará estudio de impacto ambiental de Southern Perú Corporation.

Más temprano, el viceministro de Minas, Fernando Gala, exigió a alcaldes que informen bien a manifestantes respecto a que el agua del subsuelo no será usado en caso se apruebe dicho proyecto, tal como lo exigía una de sus demandas.

«El proyecto, en el caso se ejecutara, no utilizará una gota del valle del río Tambo. La ANA ya aprobó el tema administrativo a Southern para no utilizar agua de Tambo, y si se ejecuta el proyecto, este solo podrá usar agua de mar», indicó en RPP.