Más de mil pobladores aymaras impiden el tránsito de quienes se dirigen a Bolivia, esperando respuesta a sus reclamos por parte del gobierno central. La población reclama la cancelación definitiva de todo proyectos minero en la región.

 

Fuente: RPP y diario Los Tiempos

11/06/2011. La huelga indefinida en la zona sur de Puno continúa con el bloqueo de el puente Desaguadero que está cercado por más de mil pobladores aymaras que impiden el libre tránsito de quienes se dirigen hacia Bolivia, como medida de protesta contra las concesiones mineras y petroleras en el sector.

En el lugar se cuenta con la presencia de más de 50 efectivos de la Dinoes, mientras que también permanece el bloqueo de la vía Puno-Desaguadero en el tramo del centro poblado Chaca Chaca por el desvío a Yunguyo hasta el distrito de Desaguadero.

Por otro lado, en la zona norte, donde se protesta contra el Mega Proyecto Hidroeléctrico Inamabari, en el distrito de Ayapata y Macusani de la provincia de Carabaya ya hay presencia policial del área de la Dinoes, lo que viene causando malestar a los huelguistas que consideran esta acción como una provocación del gobierno central.

Unos 230 camiones son afectados por bloqueo

La Cámara Boliviana de Transporte Internacional informó ayer que son unos 230 camiones bolivianos afectados por el bloqueo en la frontera con Perú, que volvió a ser cerrada desde el jueves por manifestantes del sur peruano; quienes reanudaron su protesta el miércoles en rechazo a la instalación de una empresa minera en la región de Puno.

El presidente de la entidad, Fidel Baptista, indicó que más de 30 camiones de alto tonelaje quedaron atrapados por el bloqueo y más de 200 se encuentran en Perú impedidos de retornar al país.

La Cámara instruyó a sus afiliados suspender temporalmente viajes por Desaguadero y recomendó a los exportadores reprogramar sus actividades comerciales por Arica (Chile) tras confirmar que el bloqueo de la principal carretera de exportación al Perú fue declarado indefinido.

«En la madrugada de este viernes se ha agudizado el problema. El bloqueo era por 48 horas, pero ahora tiene carácter indefinido, debido a que estaban pasando peatones y otros vehículos pequeños», señaló Baptista.

Dijo que los camiones atrapados al otro lado de la frontera no pudieron retornar a tiempo debido a dificultades en la obtención de carga porque no pueden volver vacíos y por fallas en el sistema de comercio exterior.

A diferencia de los camiones que llevan soya, aceite y en algunos casos frutas tropicales de Bolivia, los camiones bloqueados del lado peruano traen materiales de construcción, alimentos no perecederos y otros que no corren riesgo de destrucción.

En tanto, el portal del diario Los Andes informó ayer que 6 mil pobladores de Desaguadero, Kelluyo, Pizacoma, Huacullani, Zepita, del sur peruano, se movilizaron para insistir en su pedido contra la minería.

Garantía

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte informó que en las próximas horas acudirán a la Cancillería del Estado para que gestione ante su similar peruano garantías, tanto para la mercadería como los choferes atrapados.

«Nosotros como gremio y el Gobierno mismo no podemos hacer nada, tal como lo demuestran 20 días de huelga anteriores porque se trata de un problema interno, netamente peruano», señaló.