Miles de pobladores de la provincia de Islay (Arequipa) continúan con la toma de la carretera Panamericana Sur, tras otorgar- la noche del miércoles- una breve tregua para el paso de los vehículos varados a raíz de la huelga indefinida en rechazo al proyecto minero Tía María.

Artículos relacionados:

Fuentes: RPP y Univisión

15/04/2010. La protesta comenzó en la provincia de Islay (departamento de Arequipa), 1.050 km al sur de Lima, con una movilización masiva de agricultores que obstaculizó el tránsito en varios tramos de esa estratégica ruta que corre paralela al litoral peruano y une al norte y sur de Perú.

«Queremos la agricultura, no la minería», «agua sí, mina no», coreaban los manifestantes, opuestos al proyecto cuprífero Tía María de la Southern.
Según los pobladores de Islay, ese proyecto significará un golpe al ecosistema de la región e implicará la pérdida de sus fuentes de agua, necesarias para sus cultivos de arroz, azúcar y otros productos.

«Nosotros no podemos perder el sustento de nuestros hogares, no queremos contaminación, no queremos que saquen el agua del subsuelo ni una mina de tajo abierto», dijo a la radio RPP Sabina Cárdenas, presidenta del Frente de Defensa de los Intereses de Islay.

En las últimas semanas la minera Southern, propiedad del Grupo México, publicó en diarios de Lima grandes avisos señalando que el proyecto Tía María será beneficioso para el sur del país.

El corte de ruta

Los manifestantes otoUna multitud en el corte y protesta contra proyecto minero  Tía Maríargaron, la noche del miércoles, una breve tregua para el paso de los buses interprovinciales, camiones y autos particulares varados en la carretera Panamericana Sur.

La tregua tuvo una duración de aproximadamente 20 minutos y permitió el desplazamiento de buses interprovinciales, camiones y autos particulares de sur a norte y viceversa, a la altura del kilómetro 1049.

Un nutrido grupo de manifestantes permanece en la zona conocida como «El Fiscal», bloqueando con palos y piedras la estratégica ruta que une al norte y sur del Perú.

En declaraciones al espacio «América Noticias», uno de los huelguistas señaló que la medida continuará porque no quieren la presencia de la minería en la zona.

«Creo que hoy demostramos ordenadamente que este valle tiene que defenderse por la vida, la agricultura y nuestro recurso hídrico. Por lo tanto, la paralización continúa», advirtió.

La huelga es en rechazo al proyecto cuprífero Tía María, de Southern Perú, al que califican de peligroso por su intención de utilizar el agua del subsuelo de la provincia, lo que haría peligrar- según los huelguistas- las explotaciones agrícolas en la zona.

El protestante solicitó la presencia en Islay del ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, a fin de entablar un diálogo, ya que hoy (miércoles) demostraron que son un pueblo pacífico.

«Así como tiene una verborrea tan grande para ofendernos, que tenga esa misma verborrea y valentía para conversar acá. Hoy hemos demostrado que somos un pueblo en paz, pero que pedimos una justicia social», concluyó.

Por su parte, Manuel Amat, representante de la Defensoría del Pueblo en Arequipa, destacó que a pesar de la presencia de un gran número de manifestantes y policías, no se registraron enfrentamientos.

Afirmó también que tanto él como representantes del Ministerio Público trataron durante el día mantener un diálogo con los huelguistas para solucionar el conflicto, lo que no fue posible- dijo- por la falta de organización entre los movilizados.