Tlapa, 2 de julio. Tras concluir el foro en Defensa del Territorio, comuneros y organizaciones de derechos humanos, acordaron buscar la creación de un frente que detenga la intención de empresas de entrar a territorios comunitarios. Después de la plenaria de una serie de mesas de trabajo cuya temática giro en torno a la defensa del territorio y el derecho a la consulta, el director del Centro de Derechos Humanos La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, apuntó que existe la necesidad de crear un frente de comisariados de bienes ejidales y comunales en defensa del territorio.

En entrevista, el antropólogo declaró que es necesario «un movimiento orgánico de pueblos que se oponga a la intención del gobierno de querer imponer un modelo de explotación capitalista sin importarle el sentido profundo de lo que representa el territorio y los recursos naturales».
Es un desafío, dijo, lograr el que los pueblos trabajen desde sus propias cosmovisiones y formas de organización.

Durante el acto de clausura del foro en Defensa del Territorio, en el que participaron comuneros de Totolapa, Temalacatzingo, Zitlaltepec, Totomixtlahuaca, Ojo de Agua, AtipoanTenamazapa, Patlicha, Tehuantepec, Ocotequila entre otras comunidades. Barrera Hernández demandó al gobierno de Canadá que respete el territorio comunitario. También señaló que la Procuraduría Agraria actúa en las comunidades donde se han otorgado concesiones por parte del gobierno federal, a favor de las empresas mineras buscando que comuneros firmen documentos de asamblea que apruebe la entrada de las mineras.

Por su parte, Manuel Olivares, secretario técnico de la Red Guerrerense de Derechos Humanos, invitó a los asistentes a un foro en la Chilapa el próximo 12 de julio, donde se analizarán aspectos de una ley sobre el derecho y cultura de las pueblos y comunidades indígenas del estado de Guerrero, ante «una iniciativa de ley que de repente apareció aceptada en el Diario Oficial de la Federación cuando se realizó en un escritorio o curul y no con la participación de los pueblos», espetó el activista