Alrededor de 25 personas desafiaron los fuertes vientos del distrito financiero de Toronto el viernes 18/12 en una vigilia para protestar por el asesinato de tres defensores de derechos humanos que fueron asesinados por hablar contra las prácticas carentes de ética de las empresas mineras canadienses en América Latina.

Toronto, Canadá, diciembre de 2009

Alrededor de 25 personas desafiaron los fuertes vientos del distrito financiero de Toronto el viernes en una vigilia para protestar por el asesinato de tres defensores de derechos humanos que fueron asesinados por hablar contra las prácticas carentes de ética de las empresas mineras canadienses en América Latina.

Mariano Abarca Robelo de México, Adolfo Ich Xaman de Guatemala, y Marcelo Rivera, de El Salvador fueron asesinados por hablar en contra de las prácticas mineras que desplazan a las personas, envenenan los ríos, y destruyen la agricultura y la salud humana. Las tres empresas que se benefician con el silenciamiento de sus críticos -HudBay y la Cuenca del Pacífico figuran en la Bolsa de Valores de Toronto. En el caso de Blackfire, tres personas vinculadas a la compañía han sido arrestadas en México en relación con el asesinato de Mariano Abarca. Las organizaciones que participaron en la protesta incluyó a Respuesta Comunitaria Solidaria de Toronto y a Amnistía Internacional de Toronto y a grupos de Derechos Humanos.
La vigilia se llevó a cabo en solidaridad con las protestas del pasado viernes en México, donde, según el Toronto Star, más de 1,500 personas marcharon en Frontera Comalapa, Chiapas. Gustavo Castro, un amigo de Mariano, fue citado diciendo: «Esto no era exclusivamente una protesta contra Blackfire, sino contra la criminalización de la protesta social y la violencia, y el caso de Mariano es un ejemplo de esto». Mariano Abarca Roblero fue conocido en México por su labor en la promoción del desarrollo comunitario y el medio ambiente, y en oposición a los daños a la salud y ambientales y a las violaciones de los derechos humanos causados por la minería. Mariano fue asesinado el 27 de noviembre por un hombre enmascarado en una motocicleta. Tres hombres vinculados a Blackfire, incluyendo un empleado, han sido detenidos en relación con este crimen. Ahora, los informes han aparecido en la prensa dominante que Blackfire admite haber pagado sobornos (ellos lo llaman extorsión) a la alcaldía de Chicomuselo, donde Blackfire opera su mina de barita., A efecto de «prevenir el vandalismo y la protesta locales en contra la mina.”

Adolfo Ich Xamán, un maestro de escuela y líder en su comunidad maya Q’eqchi ‘, fue sacado el 27 de septiembre por los guardias de seguridad durante los desalojos ilegales cuando fue a ver si los niños se estaban retrasando. Según la información disponible, el jefe de seguridad CGN lo vio y lo llamó para hablar con él. Cuando llegó a los guardias de seguridad, fue golpeado y atacado con un machete y luego lo arrastró hacia la propiedad de la empresa, donde fue baleado y asesinado por los guardias de la CGN. Habitantes mayas locales de Ich y de Qeqchi, han resistido los daños y los desalojos forzosos provocados por las empresas mineras canadienses de níquel.

La primera oleada de desalojos, asesinatos y la represión se produjo en la década de 1970, a principios de 1980 la represión de las protestas relacionadas con las concesiones INCO en la zona. Los desalojos y la represión reiniciaron en 2006 (por Skye Resources), hasta la actualidad. No se ha hecho justicia acerca de ninguna de las anteriores matanzas, ni de los abusos, ni en el caso de Adolfo. La empresa Minerales HudBay niega cualquier responsabilidad y continúa con los esfuerzos para «reubicar» potencialmente a miles de aldeanos mayas Qeqchi, que viven en estas tierras desde mucho antes de que los mineros de níquel (INCO) llegara en la década de 1960. Como en los otros países de América Central, esta lucha se enfrenta a una severa represión.

En el vecino El Salvador, Marcelo Rivera fue desaparecido el 18 de junio, bajo la reminicente táctica de terror de las guerras civiles de los años 80. Su cuerpo fue encontrado en un pozo de 60 pies de profundidad y con claros signos de tortura. Marcelo Rivera había sido muy activo en el movimiento para detener la minería de metales en El Salvador, específicamente de la empresa Pacific Rim. El Salvador es un país muy pequeño con una grave escasez de agua, la minería de baja concentración de minerales usa muy intensivamente el agua y también utiliza grandes cantidades de cianuro. Después de la muerte de Marcelo los representantes del movimiento contra la minería en El Salvador visitaron Canadá para aumentar la alarma, William Castillo, uno de ellos señaló «los beneficios [de la minería] son muy pobres en comparación con los costos que todo el país vamos a tener [que pagar] … Es demasiado riesgoso tener la exploración de metales en este país. No importa lo que paguen, los riesgos son demasiado altos «. (www.sialavidatour.com).

Según un representante de Respuesta Comunitaria Solidaria de Toronto, la razón para protestar ante la Bolsa de Valores de Toronto (TSX) es que: «No hay requisitos de derechos humanos que se coticen en la Bolsa de Valores de Toronto, si hay requisitos de presentación de informes, pero las normas actuales en materia de derechos humanos no existen. La misma TSX está siendo demandada como una de las involucradas en relación con las acciones ilegales de prospección en una mina de en Ecuador, donde los guardias de seguridad dispararon contra manifestantes pacíficos, entre ellos mujeres y niños «.
Los manifestantes clamaron «Es una vergüenza el juego mortal asesino de las empresas mineras por fines de lucro». Susana Caxaj, de CSRT, dijo: «Creo que a muchos de los canadienses se les han engañado y mentido. Queremos creer que nuestro gobierno sea algo de lo que podamos estar orgullosos, cuando en realidad nuestro gobierno y estas empresas canadienses nos hacen cómplices de las peores abusos de derechos humanos «.

Lamentablemente los asesinatos continúan. El pasado domingo a las 4PM Ramiro Rivera Gómez, otro líder de la resistencia a la empresa Pacific Rim Mining, fue asesinado en la aldea de Cabañas, El Salvador.

Versión al español de REMA