Ayer jueves 16, el presidente de Ecuador Rafael Correa, anunció que envió a la Asamblea Nacional las reformas a la Ley de Minería con el carácter de urgente, es decir, deberán ser analizadas en un periodo de 30 días. El país andino mantiene tratativas con la minera canadiense Kinross para la explotación del proyecto Fruta del Norte y ejecutivos de Kinross han dicho que con las reformas a la ley se podría avanzar en las negociaciones para suscribir el contrato.

 

Fuentes. Reuters y El Universo
El mandatario justificó el envío de este paquete de reformas argumentando que no se lo hizo antes debido a la campaña electoral que vivía el país para los comicios del 17 de febrero pasado, donde fue reelegido como presidente del Ecuador.

Correa explicó que se han tomado en cuenta algunos pedidos realizados por empresas de la rama minera que tienen que ver con el impuesto a utilidades extraordinarias para que lo paguen después de haber amortizado la inversión.

Además, se incluyó una reforma para permitir el mediano procesamiento de minería de entre 300 toneladas a 1.000 toneladas por día.

Presidente Ecuador envía reforma ley minera, quiere más inversión

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, informó el jueves que envió al poder Legislativo un paquete de reformas a la ley de minería, con el que busca agilizar la negociación de contratos para la explotación de ricos depósitos y atraer inversión extranjera al incipiente sector.

El país andino mantiene tratativas con la minera canadiense Kinross para la explotación del proyecto Fruta del Norte, el mayor de oro y plata del país, pero las negociaciones están demoradas a la espera de cambios en materia tributaria a la ley vigente que fueron solicitados por la firma.

«Hemos mandando una ley urgente (…) son las reformas a la ley de minería. Tenemos una ley de minería muy buena, pero se han cometido algunos errores y en algunas cosas era demasiado fuerte y no nos ha llegado la inversión como esperábamos que llegue», dijo Correa a periodistas.

«En cosas razonables que nos pidieron los inversionistas estamos modificando esa ley», agregó el popular gobernante, quien asumirá un tercer mandato la próxima semana.

El paquete de reformas fue enviado la noche del miércoles con el carácter de urgente, por lo que la Asamblea Nacional debe aprobarlo en un plazo de 30 días.

Ejecutivos de Kinross han dicho que con las reformas a la ley se podría avanzar en las negociaciones para suscribir el contrato, pues los cambios tributarios permitirían aumentar la rentabilidad del proyecto.

Fruta del Norte, ubicado en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, alberga reservas estimadas en 6,8 millones de onzas de oro y 9,1 millones de onzas de plata.

La firma canadiense no emitió de inmediato un comentario sobre las reformas.

El paquete prevé el pago de un impuesto a los ingresos extraordinarios por los altos precios de los metales una vez recuperada la inversión. Antes, el tributo debía pagarse al momento del arranque de la actividad productiva, lo que era cuestionado por la minera canadiense.

Correa dijo que el cambio «suena razonable».

Además propone crear la mediana minería a fin de permitir el desarrollo de proyectos importantes sin mayores trámites burocráticos.

El mandatario no adelantó qué otros cambios se incluyen en el proyecto legal, que sería aprobado sin objeciones en la Asamblea Nacional porque el movimiento oficialista tiene una arrolladora mayoría.

Ecuador no tiene una industria minera importante, pero el economista con formación en Estados Unidos está tratando de atraer inversiones para la explotación de grandes yacimientos de cobre, oro y plata y así diversificar su economía dependiente de las exportaciones petroleras.

Correa firmó en marzo del 2012 el primer gran contrato minero con la firma de propiedad china Ecuacorriente para invertir unos 1.400 millones de dólares en el proyecto de cobre Mirador.

El país también negocia contratos para el desarrollo de los proyectos de oro y plata Río Blanco; de cobre Panantza-San Carlos, y de oro y cobre Quimsacocha.