Laura Chinchilla, presidenta electa de Costa RicaLa presidenta electa Laura Chinchilla anunció que en el primer día de su mandato, el próximo 8 de mayo, decretará una moratoria para este tipo de explotación, una actividad objeto de polémica en el país. «Lo que vamos a hacer a partir del 8 de mayo es tomar las medidas necesarias para que, en primer lugar, esa actividad desaparezca de nuestro marco legal, que en adelante no se concedan más permisos de explotación minera».

Fuente: Nuestra Tele Noticias
19/04/2010. La presidenta electa comentó que ese día firmará «un decreto de moratoria para permisos que están haciendo fila para la exploración y explotación» y enviará al Congreso reformas al código minero con el fin de prohibir la minería metálica a cielo abierto.

El pasado viernes la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia rechazó un recurso de amparo que desde 2008 mantenía paralizada la construcción de una mina de oro a cielo abierto en la zona norte del país, a unos 5 kilómetros de la frontera con Nicaragua. Sin embargo, un proceso paralelo se mantiene abierto en el Tribunal Contencioso Administrativo, por lo que las obras permanecen detenidas en la mina Las Crucitas por parte de la empresa Industrias Infinito, cuya casa matriz es la canadiense Vanessa Ventures.

Sectores ambientalistas aseguran que la mina podría causar contaminación de aguas subterráneas y ríos, destruirá suelos, hectáreas de bosque y el hábitat de la lapa verde, un ave en peligro crítico de extinción. Chinchilla explicó que «Costa Rica ha tenido una ley que permite la explotación de minería a cielo abierto» y que «daba espacios para decretarla como de interés público», como lo hizo el presidente Óscar Arias con Las Crucitas en 2008.
Agregó que la Sala Constitucional ya corroboró que la mina está sujeta a la legalidad, pero que esperará a conocer el fallo completo para estudiarlo y poder comentar con mayor profundidad, así como lo que resuelva el Tribunal Contencioso Administrativo.

«Como Gobierno nos comprometemos a dar las mayores garantías de que no existan acciones indebidas» en la mina, dijo Chinchilla, al indicar que ese compromiso se extenderá a que «ninguna autoridad del Minaet (Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones) vuelva a otorgar ningún permiso».

Los ambientalistas tienen programada para este lunes una «vigilia» frente al Tribunal Contencioso Administrativo y el próximo jueves una manifestación en el centro de San José contra la mina.

Las Crucitas ha recibido todos los permisos del Gobierno y pretende extraer 700.000 onzas de oro (19,8 toneladas) en diez años, con unos ingresos valorados en unos 800 millones de dólares.
Con EFE