El presidente chileno Sebastián Piñera estimó ayer que este domingo «se podrá tener contacto con los 33 mineros» enterrados hace una semana bajo toneladas de roca en el desierto de Atacama, aunque el ministro de Minería admitió por primera vez que son bajas las probabilidades de que estén con vida. la PDI realizó en las últimas horas la incautación de documentos y archivos de la mencionada faena minera que permanecían en las oficinas del Servicio Nacional de Geología y Minería tanto en Santiago como en Copiapó.

Fuentes: agencias Telam y diario La Tercera

«Si las cosas van bien y Dios nos ayuda, este fin de semana podremos establecer contacto con ellos», dijo el mandatario, que se mostró «esperanzado» en que «el esfuerzo realizado tenga sus frutos fecundos», según la página web del diario «La Tercera».

El presidente chileno, que invocó a la ayuda de Dios, dijo que «la esperanza del gobierno está más viva que nunca, esperamos que los mineros estén escuchando los golpes de esa máquina de sondaje, sabiendo que con cada golpe estamos más cerca de ellos».

La esperanza de Piñera choca con las declaraciones del ministro de Minería, Laurence Golborne, quien admitió por primera vez que «las probabilidades de encontrar a los trabajadores con vida son bajas», ya que están a 700 metros bajo tierra en la mina de cobre San José, en Copiapó, 800 kilómetros al norte de Santiago y sólo tenían provisiones para dos días.

«Pero eso no es esencial para la supervivencia», reconoció el ministro que apeló a la experiencia de las familias, que «lo tienen claro, ellos son mineros. Aquí se requiere primero haber sobrevivido a un derrumbe que no conocemos su magnitud y los efectos secundarios de ese derrumbe», subrayó Golborne, según difundió la agencia de noticias ANSA.

Piñera precisó que en estos momentos hay seis sondajes que están avanzando, dos de ellos ya estan a 400 metros, ya han avanzado la mitad.

«A través de ese sondaje se les puede llevar comida, agua, consuelo», dijo y consideró que «mintras más cerca estén, más rápido va a ser su rescate», dijo.

El ingeniero Andrés Sougarret, que encabeza el grupo de expertos, explicó que «las seis máquinas perforadoras avanzan a una velocidad de 80 metros por día, pero hay dos con mayor progreso, las que podrían establecer contacto con los mineros el domingo», difundió el diario chileno «El Mercurio».

Las seis máquinas apuntan hacia el refugio y un taller en el cual se guardaban las herramientas, en los cuales podrían haberse refugiado los mineros tras el derrumbe.

Cerca de las dos de la tarde, se realizó un bocinazo solidario en las afueras de la mina, del que participaron compañeros y familiares de los trabajadores atrapados.

En medio de la tragedia, Piñera ratificó que impulsará una reforma al Servicio Nacional de Geología y Minería, encargado de vigilar la seguridad en los yacimientos del país.

El proceso, empezado en medio de investigaciones parlamentarias sobre la tragedia, se inició con la renuncia del director del organismo, Alejandro Vio, entre otros funcionarios.

Incautan documentos sobre Mina San José en oficinas de Sernageomin

La investigación del accidente que mantiene a 33 trabajadores al interior del yacimiento quedó a cargo del fiscal regional de Atacama, Héctor Mella.

12/08/2010. La Fiscalía de Atacama ha continuado recabando antecedentes en la investigación que se sigue respecto del accidente que mantiene a 33 trabajadores al interior de la Mina San José en la comuna de Caldera, mientras que desde la Fiscalía Nacional se determinó que el fiscal regional de Atacama, Héctor Mella Farías, se hiciera cargo de la causa, quien continuará trabajando junto al Fiscal Jefe de Caldera, Gabriel Meza, para seguir llevando a cabo todo el proceso investigativo.

Respecto al trabajo realizado hasta el momento, las diligencias estuvieron dirigidas a reunir antecedentes referidos a la historia laboral de la mina en que aún se realizan tareas se rescate por parte de técnicos y profesionales en el tema.

Por ello, personal de la PDI realizó en las últimas horas la incautación de documentos y archivos de la mencionada faena minera que permanecían en las oficinas del Servicio Nacional de Geología y Minería tanto en Santiago como en Copiapó.

A partir de ahora dicha información comenzará a ser estudiada por los peritos respectivos y ambos fiscales con la finalidad de encontrar la mayor cantidad de material que pueda ser utilizado en la investigación que la Fiscalía realiza y que pudiera ser útil ante una posible y futura calificación definitiva de algún delito.

Mientras profesionales de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía de Atacama se reunieron hoy con representantes de los familiares que se encuentran en las afueras de la Mina San José.