Desde el viernes pasado tienen tomado un camino cercano a la empresa y hoy interpusieron una denuncia en la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA). Están exigiendo el plan de cierre de la planta, pues ya copó su capacidad nominal del tranque relave y por la polución. También reclaman por la mala mantención de los caminos y “por el respeto a la velocidad, sobre todo de los camiones de alto tonelaje que tienen que andar a 30 kilómetros por hora y eso no se está cumpliendo».

Fuente: El Día
Desde el viernes que continúa la molestia de los pobladores de los sectores aledaños a la minera Linderos, ubicada al interior de Nueva Talcuna, en la comuna de Vicuña.

Desde aquel día, muy temprano, que tienen tomado un camino que va por el interior del pueblo de Marquesa donde ningún camión puede entrar y salir con material.

Y no son trabajadores de la empresa, sino que vecinos del pueblo de Dos Pinos que dicen estar hartos de no poder vivir tranquilos. De convivir con el ruido y la contaminación.

Reclaman por la mala mantención de los caminos y “por el respeto a la velocidad, sobre todo de los camiones de alto tonelaje que tienen que andar a 30 kilómetros por hora y eso no se está cumpliendo. También estamos exigiendo el plan de cierre de la planta, pues ya copó su capacidad nominal del tranque relave y también por la polución. De verdad que este tema nos está afectando mucho”, dijo el vocero Gonzalo Cifuentes.

Cifuentes dice que no cesarán en su afán de llamar la atención de las autoridades y que por lo mismo ya hicieron sentir su malestar a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) de la que sólo esperan una respuesta.

Cuentan que el año 2010 hicieron una manifestación “muy parecida a esta, pero que todo quedó en nada. Los camiones pasan por la escuela y por el jardín donde no existe señal ética. Hacen lo que quieren, puesto que destruyen los caminos y somos nosotros los perjudicados, ya que se están reventando los amortiguadores de nuestros autos. Sin embargo, el tema que más nos preocupa es la polución, pues nos vemos afectados día y noche. Es más. Esta operación es una de las que más afecta directamente nuestra salud física y mental por su constante emisión de material particulado y emisiones de ruido sin medidas de control”.

Insisten en que “creemos que hace tiempo la empresa cumplió con su propósito, ya que está del año 1985 y creemos que ya copo su tonelaje y que no cumplen las reglas ambientales, puesto que hay decretos que no cumplen”, indicó Percy Barraza.

Y agrega que “hicimos una olla común este viernes y estamos pidiendo el cierre de la planta porque es un sector donde viven muchas familias, familias agrícolas y más las comunidades cercanas que son los parceleros”.

Se intentó comunicar a Minera Linderos pero no hubo respuesta.