Luego de que por mayoría la Cámara de Diputados de Chile rehazara el informe de la Comisión Investigadora de Pascua Lama, el diputado Alberto Robles (PR) manifestó que «considero que la empresa no debe mantener su Resolución de Calificación Ambiental (RCA), porque le ha mentido al país, sus ejecutivos le mintieron a la Comisión, Barrick no cumple con su palabra y merecía una drástica sanción a por el manejo que ha tenido con su proyecto Pascua Lama, a través del cual la empresa le ha faltado el respeto a la comunidad y se ha saltado la legislación vigente. Nunca estuve a favor de dar una nueva oportunidad a la empresa, porque sistemáticamente ha fallado».

 

Ver también: 

Diputados rechazaron informe sobre Pascua Lama porque no impone su cierre definitivo

Fuente: El Clarín

Frente al resultado de la votación en que la Cámara de Diputados rechazó el informe  sobre Pascua Lama, el diputado Alberto Robles sostuvo que «la discusión generada en la Cámara permitió dar una señal clara de que no se aceptará que las empresas lleguen a los territorios, destruyan el medioambiente, se salten las normas y no tengan frente a esto sanción alguna… en nuestro país existe una normativa ambiental que debe cumplirse».

El parlamentario de la zona en la cual se emplaza Pascua Lama señaló que él fue parte de la comisión que elaboró el informe, pero que fue uno de los 2 votos de minoría que no aprobaron sus conclusiones, «desde que se redactaron los conclusiones estuve en contra de los términos del informe, ya que considero que la empresa no debe mantener su Resolución de Calificación Ambiental (RCA), porque le ha mentido al país, sus ejecutivos le mintieron a la Comisión, Barrick no cumple con su palabra y merecía una drástica sanción a por el manejo que ha tenido con su proyecto Pascua Lama, a través del cual la empresa le ha faltado el respeto a la comunidad y se ha saltado la legislación vigente. Nunca estuve a favor de dar una nueva oportunidad a la empresa, porque sistemáticamente ha fallado», explicó.

Robles también señaló que la empresa Barrick ha intentado lavar su imagen generando en el último año cambios en los más altos cargos directivos en nuestro país, indicando que «el año pasado (Barrick) quiso por medio de un gran despliegue mediático – al cambiar toda su plana ejecutiva – decirle al país que empezaba una nueva era, que las cosas se harían de forma diferente, que se generaba un nuevo cargo directivo, el de Vicepresidente Senior para Pascua Lama y que sería ocupado por Eduardo Flores y que con esto habría un nuevo trato… el señor Flores vino a la Comisión investigadora y planteó el reconocimiento de lo mal que lo habían hecho, pero al parecer al igual que los anteriores gerentes se contagió y se le olvidó todo lo que tenía que hacer porque no ha tenido ninguna efectividad», señaló el parlamentario.

Señaló que el problema más grave y que implica un riesgo inminente para las aguas de la cuenca del río Huasco es el incumplimiento de la compañía en construir un sistema de manejo del recurso hídrico para el proyecto, ya que según explicó la empresa inició la remoción de material sin contar con las obras necesarias para evitar que este material se mezcle con las aguas puras del río, al respecto señaló que «el señor Flores ha tenido un año para solucionar el problema de los estériles y sus potenciales riesgos de afectar el tesoro más preciado del valle… su agua. Pero pese a todos los compromisos asumidos no ha cumplido y es así como hoy tenemos una montaña de estériles sin el correspondiente sistema de manejo de aguas, que evite el contacto de este material con este elemento y con ello la contaminación. Barrick sabe que este sistema debió construirse antes de instalar los estériles en el sector, por lo que ya basta de dilaciones, ya que no se necesita ningún permiso extra a los que ya posee el proyecto para cumplir», sentenció.

Finalizó señalando que «espero que el rechazo del informe sirva para que otras empresas mineras que operan en la región de Atacama y que también están siendo observadas y multadas por la Superintendencia, cumplan con sus compromisos medioambientales y no sigan el ejemplo de esta compañía que lo ha hecho todo mal».