Integrantes de varias asambleas de distintos departamentos de la provincia contrarias a la minería contaminante tuvieron una reunión ayer en la biblioteca sanrafaelina para determinar los pasos a seguir ante una posible aprobación en la Legislatura Mendocina del mega proyecto minero «San Jorge».

Fuente: Mendoza On Line

20/03/2011. Ayer en la biblioteca Mariano Moreno hubo un «congreso» de asambleístas de distintos departamentos de Mendoza que cuestionan muy profundamente la radicación de emprendimientos mineros «que son contaminantes y que cambian el modelo de sociedad y de economía». Se hizo en San Rafael para que fuera equidistante a los concurrentes, ya que hubo gente de General Alvear, de San Rafael, de Tunuyán, de San Carlos y se esperaba de Uspallata.

Estas asambleas integran AMPAP (Asamblea Mendocina por el Agua Pura) y ahora el tema que los une es su oposición al «proyecto San Jorge», proyecto minero que se instalaría próximamente en Uspallata. «Estamos discutiendo qué actividades y qué acciones vamos a hacer con respecto a ese proyecto que ahora está en la Legislatura. Queremos que los legisladores lo estudien y se opongan al mismo», explicó Alberto Kobayashi, integrante de la «Asamblea del Pueblo de General Alvear».

Se oponen porque el proyecto porque ya tuvo todo un proceso de consulta popular en audiencia pública y el 77% se había negado. Tuvo informes técnicos sectoriales de irrigación que se oponen al emprendimiento porque señalan que la cuenca donde se va a instalar ese proyecto no pueden asegurar que sea cerrada como dice la empresa. Tenemos gente de la UNCuyo, investigadores que dicen que el xantato, que es usado como agente colector en la flotación de minerales de sulfuro, elementos metálicos tales como cobre, plata y oro, es tan contaminante como el cianuro, el mercurio y el ácido sulfúrico, lo cual está prohibido por ley.

«Hay 140 dictámenes técnicos que dicen ‘no al proyecto’. A pesar de todas estas irregularidades el gobernador de la provincia lo aprobó y lo mandó a la legislatura, lo que nos preocupa mucho», explicó Kobayashi.

Esta asamblea fue una de las que trabajó contraria a Sierra Pintada cuestionando los emprendimientos por los daños que provocan con los residuos radioactivos.