Para evitar y eventualmente reprimir la protesta de pobladores contra la actividad minera a gran escala, el gobernador riojano Beder Herrera ordenó a la Policía provincial, gendarmería y el grupo especial BAO junto a con patotas mineras, ejecutar un cerrojo total en las localidades de Pituil y Campanas del departamento Famatina, para realizar un acto oficial, rodeado de seguridad.

Fuente: Asamblea El Algarrobo
El mandatario llegó a «su Tierra» en helicóptero, sorteando así todo «el cariño» popular que le esperaba, por cientos de vecinos de Famatina -que viajaron en caravana- y tras largas horas de espera, no pudieron si quiera ingresar al pueblo de Pituil, debido a una muralla de oficiales de policía antidisturbios, con cascos, escudos y cachiporras. Listos y preparados para REPRIMIR a todo aquel que intente pasar el cordón.