Las Madres de Plaza de Mayo reafirmaron su posición contra la megaminería, y recordaron que fue expresado mediante carta a la entonces senadora y actual Presidenta de la Nación en su visita a La Rioja en agosto del 2009. A raíz de un nota publicada en el INDEPEDIENTE, sobre expresiones vertidas en el acto del 24 de marzo, que marcaba una posición con respecto a la megaminería, Madres aclararon que «por el contrario nuestra posición en contra es bien pública y se conoce por primera vez en los actos recordatorios de los mártires que se realizó el 9 de agosto de 2007».

Fuente: Info Rioja Política

09/04/2012. También recordó que «en ocasión de la visita de la todavía senadora y candidata a presidente Cristina Fernández de Kirchner, la filial de Madres entregó una carta dándole a conocer la postura contra la megaminería, que se reafirma en el último video «Tributo del pueblo riojano a monseñor Enrique Angelelli que se exhibe por primer vez en agosto/2009».

DISCURSOS EN LA PLAZA

Por otra parte, manifestaron que en la marcha se dio lectura al mensaje de Madres y luego a las organizaciones convocantes, después se anunció que un joven iba a testimoniar que había sido reprimido, inmediatamente se acercó a los micrófonos un adulto del FROP (Frente Riojano de Organizaciones Populares) que dijo que solamente estaba en contra del discurso de Madres y luego una joven de ese espacio leyó un discurso donde en lugar de repudiar a los militares y sus cómplices civiles, para eso había organizado el acto, en cambio con una clara falseada ideológica, repudiaron el gobierno nacional y lo caracterizaron como antipueblo. Para colmo un miembro de las organizaciones sociales convocantes se acercó a Madres para decir que el texto opositor que se leyó no era el discurso que se había acordado».

Las Madres «actuamos de frente no con mentiras, ni con engaños, buscamos la unidad con ética con principios pro la independencia económica y política de América latina. A este FROP y a los que permitieron que se desvirtuara el acto de Madres, lo califican sus propias sanciones».

Esto muestra, «descarnadamente la infiltración de los servicios de inteligencia financiado por la CIA, para minar la credibilidad del gobierno nacional».

Finalmente manifestaron que «con el mismo método, con que contaminaron nuestro acto, los servicios de inteligencia han infiltrado desgraciadamente la lucha y las marchas antimineras, con informantes, represores y los medios como Clarín cómplices de la dictadura».