Las Asambleas Ciudadanas del Chubut enviaron al Parlamento la primer iniciativa popular de la historia de la provincia. El proyecto 075/14 espera tratamiento ahora en Diputados. Prensa del Tercer Milenio habló con cuatro integrantes de las asambleas en distintos puntos de la provincia. Lo real, lo posible.

Por Diego Colinamún publicado en Prensa Tercer Milenio

Fueron 13.007 ciudadanos de toda la provincia los que le pusieron la firma al proyecto de ley que ingresó a la Legislatura la semana pasada. La iniciativa popular de la UAC-CH marca un camino en el ejercicio de la democracia como acción ciudadana, cotidiana y participativa, que las asambleas socio ambientales transitan desde el plebiscito de Esquel en 2003.

El proyecto de ley no impide la minería (a excepción del uranio y el torio), sino que establece un marco de protección ambiental mucho más exigente que prohíbe el uso de algunos químicos exclusivamente en la minería metalífera, en todas sus etapas. En Argentina existen 7 provincias con leyes similares como las legislaciones en Córdoba, La Pampa, Mendoza y Tierra del Fuego, que tienen legislaciones que fueron aprobadas por sus respectivas cámaras de representantes.

Voces

Para Zulma Usqueda, integrante del Foro Ambiental y Social de la Patagonia de Comodoro Rivadavia, la iniciativa es uno de los logros más importantes de participación política de la historia de la provincia. Usqueda detalla que «se trabajó con el intercambio de diferentes asambleas a lo largo de la Argentina en la lucha contra la megaminería en la elaboración del proyecto», al tiempo que valora el apoyo ciudadano en una ciudad que «lleva cien años de producción de una forma extractiva e intensiva que ha dejado graves consecuencias. Porque sabemos como está Comodoro es que queremos que estos modos de producción cambien y esperamos una decisión por el bien común de los chubutenses al pedido de estas 13.007 personas de todas las ciudades de Chubut que aguardan que se escuchen sus reclamos que son la defensa del agua y la protección a las generaciones futuras».

Lucas Fosatti, desde Rawson, sostiene – en diálogo con Prensa del Tercer Milenio- que el mayor logro es «la construcción colectiva de un proyecto de Ley que fue presentado al parlamento con el aval del 3% de las firmas de los vecinos de Chubut. Tuvimos un año de trabajo entre la elaboración, redacción y consulta así que para nosotros el haber sorteado el Tribunal Electoral que avaló las firmas que se juntaron es un gran avance porque es la primer iniciativa popular que se presenta pero además es el primer precedente de este mecanismo en el pueblo de Chubut».

Para Analía Ferreyra, desde Puerto Madryn, «la movilización que tuvo la ciudad – con el pedido de firmas – fue muy importante. Todos los sábados estábamos en la plaza con bandas locales que se sumaban, se explicaba cuáles eran los alcances del proyecto, había un micrófono abierto para debatir sobre el tema. Fue un trabajo constante la junta de firmas», explica.

«Acá en la ciudad también salía la situación de Aluar, que es algo complicado y que se tiene que empezar a hablar, hay una realidad que es que la planta de Aluar no tiene estudios de Impacto Ambiental, el Estado no se hace cargo, tenemos a la planta acá al lado y nadie dice nada. Vivimos en una realidad en la que sabemos qué es Aluar hoy en día y lo que es hablar de Aluar hoy en día, dejar que otras empresas se instalen es echarnos al abandono», cierra.

Las asambleas tienen un trabajo intensivo. Aguardan que antes de fin de año la Legislatura analice el proyecto. Por fuera de ello, siguen detrás de estrechar vínculos con otras asambleas de vecinos para coordinar experiencias y prácticas. De hecho, el 20 de junio se reúne la Unión de Asambleas Patagónicas en Trelew. La Unión de Asambleas Ciudadanas de todo el país también tendrá a Chubut como epicentro de un nuevo encuentro, en noviembre, en Puerto Madryn.

El palacio y la calle

Para Pablo Lada, en Trelew, el eje de la presentación del proyecto es esencial para marcar posturas y analizar el posicionamiento de los diputados provinciales. «Me parece que puede haber una postura más favorable de los diputados en este contexto, sabemos que es difícil pero tenemos esperanzas en esto. Hay siete provincias con leyes muy similares a esta. Creemos que hay que sincerar un poco más la Ley 5001 – que defendemos a rajatabla – creemos que este proyecto viene a mejorarla y sincerarla. Estos químicos que se están prohibiendo son para todas las etapas de la megaminería. En el caso de la 5001 se permitía que avancen en los cateos, en la exploración… Las mineras han avanzado muchísimo», sostiene Lada.

«Acá no se quiere prohibir la minería, acá se está prohibiendo el uso de unos 15 químicos en la minería metalífera. Lo que sí plantea el proyecto expresamente es la prohibición de minerales nucleares como el uranio y el torio. Queremos debatir la matriz energética y dejar afuera a la energía nuclear. Muchos países están dando marcha atrás en sus proyectos de energía nuclear, incluso Brasil enfrió sus proyectos nucleares. Cuando decimos no al uranio decimos No a la energía nuclear», finaliza.

La presentación del proyecto de Ley 075/14 puede tomar distintos caminos institucionales; se puede presentar sobre tablas para su tratamiento, puede ser rechazada de plano con el voto de los diputados o puede pasar a comisiones para su análisis, debate y posterior tratamiento. En el caso de que el proyecto ingrese a comisiones serán dos las encargadas de analizarlo: La de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente por un lado y la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia, por el otro.