Es lo que plantearon en un comunicado que quisieron (y no les permitieron) hacerle llegar al gobernador Martín Buzzi el fin de semana, en el marco de un trawn organizado desde el Gobierno. «Queremos continuar haciendo pleno uso de nuestra autonomía, respetando nuestra forma tradicional de organización», remarcaron.

Por Comunidades Mapuches de la Cordillera del Noroeste de la Provincia del Chubut publicado en Puerta E

Corcovado 26 de abril del 2014

Comunidades Mapuches de la Cordillera del Noroeste de la Provincia del Chubut queremos continuar haciendo pleno uso de nuestra autonomía, respetando nuestra forma tradicional de organización.

Nos sentimos absolutamente capaces de auto representarnos, gestionar, demandar y acordar todo aquello que afecte nuestro territorio o involucre a nuestras comunidades ante organismos del Estado o ante privados. Por eso no queremos intermediarios. El Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural es sinónimo de usurpación y arbitrariedad, legitimador del despojo de nuestro territorio, por esta razón no vamos a revitalizar este nefasto organismo, obsoleto y anacrónico después de 30 años de democracia. Además exigimos que todo emprendimiento o proyecto que se quiera hacer dentro de nuestro territorio, no se instrumente sin antes respetar nuestro derecho a la previa consulta. Porque quienes deciden qué hacer en el territorio somos nosotros, los hijos de la tierra.

Con respecto a la ley 26160 y su fallida implementación en la provincia de Chubut, advertimos que nuevamente se cometerá un gravísimo error si intervienen los municipios y el mencionado organismo del IAC. Los municipios han sido también perpetradores de la usurpación de nuestro territorio, negando nuestro derecho y el acceso a la propiedad comunitaria. Aceptar que estas instituciones del Estado participen del relevamiento de nuestro territorio es negar nuestra propia memoria.

Declaramos con la energía que nos otorgan nuestros pu newen, los volcanes, los cerros, los ríos, los lagos… nuestro absoluto rechazo a la explotación minera, petrolera (fracking o explotación no convencional), a represar nuestros lagos, arroyos y ríos. El Estado favorece los intereses transnacionales, con una política que ha condenado a nuestra mapu, nuestra tierra, a su depredación y muerte.

Por territorio, justicia y libertad, marici weu