Es de miembros del Tribunal del Juicio Ético Popular a las Transnacionales que operan en nuestro país, Audiencia NOA, que sesionó en setiembre del 2011 en S. M. de Tucumán. En ella afirman, entre otros conceptos, que «ya no se puede ocultar el desarrollo de una verdadera Dictadura de las Mineras Extrajeras en Catamarca y en toda la Argentina y ante la cual, día a día, parecen manifestarse los gobiernos provinciales y nacional ejecutores de una Obediencia Debida tan puntual, que no se podrá menos que tener por un sabotaje de alianza con los de afuera para la ruina de los propios.»

 

 

Carta abierta a la

SRA. GOBERNADORA

DE LA PROVINCIA DE CATAMARCA

DRA. LUCÍA CORPACCI

Ante todo, Sra. Gobernadora, nos presentamos: somos miembros del Tribunal del Juicio Ético Popular a las transnacionales que operan en nuestro país, Audiencia NOA, celebrado los días 23, 24 y 25 de setiembre del 2011 en S. M. de Tucumán y participamos de la instancia final (Buenos Aires 28, 29 y 30 de octubre del mismo año), a saber: Sra. Mirta Acuña de Baravalle, Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora; Dra. Luz María Díaz, de Médicos del Mundo – Argentina – Cono Sur; Prof. Dr. phil. Carlos María Pagano Fernández, de la Universidad Nacional de Salta y de la Universidad Católica de Salta y Eva Gamboa, del Observatorio contra la Discriminación y el Racismo de las Mujeres y de los Pueblos Indígenas. El Dr. Eduardo Rosenzwaig, también miembro del Tribunal, falleció en octubre pasado. Para su conocimiento, le adjuntamos copia de la Sentencia NOA.

Ante los hechos presentados en la mencionada Audiencia NOA, se ha comprobado el estado ético de delito de lesa humanidad y delito de lesa naturaleza por parte de las empresas que ocasionan ingentes daños por sus modus operandi y también y, sobre todo, por parte de los gobiernos nacional y provinciales que las autorizan. La lucha de los pueblos de Andalgalá, de Tinogasta, de Belén, de Santa María, para mencionar sólo casos de la Provincia de Catamarca, tiene el mismo sentido que el de una epopeya de reconquista de un territorio y de unos gobiernos colonizados.

El emblemático corte selectivo a una megaminera en el Bº Alto Carrizal, en Famatina y los hechos derivados de ello, la firme resistencia de los vecinos de Tinogasta, alterada por la violenta represión por parte de la Policía de su Provincia el pasado día 10 del corriente mes contra sus propios conciudadanos, además de algo que nos preocupa seriamente, Sra. Gobernadora, como dejar actuar impunemente a patotas parapoliciales armadas relacionadas con proveedores mineros que en Andalgalá impidieron ingresar a la ciudad a periodistas y otras personas, como abogados del Servicio Paz y Justicia, nos mueven a dirigirnos a Ud.

Queremos expresarle que ya no se puede ocultar el desarrollo de una verdadera Dictadura de las Mineras Extrajeras en Catamarca y en toda la Argentina y ante la cual, día a día, parecen manifestarse los gobiernos provinciales y nacional ejecutores de una Obediencia Debida tan puntual, que no se podrá menos que tener por un sabotaje de alianza con los de afuera para la ruina de los propios. En ese contexto de evidente control por parte de esas poderosas empresas, el Gobierno de Catamarca no puede ofrecer garantías para su propio pueblo.

La decisión popular busca resguardar el territorio de las consecuencias irreparables que suponen explotaciones como Bajo La Alumbrera. Sabe el pueblo lo que significa para el presente y el futuro de la vida en la zona: contaminación, liquidación del agua, fuente de vida y otras graves consecuencias negativas, entre ellas, sociales, todas la cuales Ud. quizá no reconozca y hasta niegue, pero que sabe perfectamente pertenecen a ese tipo de actividad, por lo que no creemos necesario detallarlo acá.

El objeto de la presente es recordarle lo que descontamos conoce: la dimensión ética del conflicto. El pueblo catamarqueño, al cual su Gobierno debe proteger, NO concede licencia social a la minería a cielo abierto. Ud. también lo sabe acabadamente. Reducciones a parámetros legales ambiguos, como los de la ley antiterrorista, sancionada hace poco, no podrán ocultar esta decisión popular, aún cuando indebidamente se la criminalice.

Por ello, es obligación ética de quienes ejercen el poder, especialmente en su caso, a cargo del Ejecutivo Provincial, ajustarse democráticamente a tal decisión.

Debemos, sí, hacerle saber, Sra. Gobernadora, que tiene Ud. una responsabilidad histórica en el camino a la necesaria «Segunda Independencia», en Nuestra América, en Nuestra Argentina, en nuestra hermana provincia de Catamarca, pues la represión sufrida por los vecinos de Tinogasta y las insostenibles explicaciones de la misma que su Gobierno hacen públicas se encaminan a terminar con la decisión de su pueblo. El Superior Gobierno de Catamarca ¿se habrá de alinear a lo sentenciado en el Juicio Ético Popular 2011 a las transnacionales o, por el contrario, tomará la valiente e histórica determinación de unirse a las gestas libertarias de la Independencia, optando por SU PROPIO PUEBLO, por su Madre Tierra?

Asuma Ud., Sra. Gobernadora, la decisión ético-política que responda a y por su pueblo el cual, a su hora, le pedirá cuenta de la misma.

Con el respeto condigno a su alta investidura, saludamos a Ud. atte.,

Mirta Acuña de Baravalle,
Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora
Dra. Luz María Díaz
Médicos del Mundo Argentina – Cono Sur
Prof. Dr. phil. Carlos María Pagano Fernández
Univ. Nac. de Salta – Univ. Cat. de Salta
Eva Gamboa
Observatorio contra la Discriminación y el Racismo de las Mujeres y de los Pueblos Indígenas

12 de febrero del 2012