Las arenas extraídas en Dolavon serán destinadas a la actividad de fracking en la provincia de Neuquén. Esa actividad extractiva, también denominada «fractura hidráulica», fue cuestionada hace unos meses por el gobernador Mario Das Neves aunque ahora es motivo de negocio. Esta primera compra a Chubut genera puestos de trabajo para un grupo de 50 personas por un período de dos meses.

Ver también:  Das Neves quiere que profundizar la explotacción de arenas silíceas en Chubut

Fuente: El Patagónico
YPF le compró 25 toneladas de arenas silíceas a Chubut
La producción de arenas silíceas en Dolavon empezó a rendir sus primeros frutos. «En un momento de crisis en el país y en la provincia se realizó un pedido puntual de 25 toneladas de arenas que serán destinadas a la zona de Añielo, volcadas particularmente en el proceso de fracking», explicó el ministro de Producción de la provincia Hernán Alonso.

Cabe señalar que este primer pedido por parte de la empresa YPF estaría cumplido en un plazo de alrededor de dos meses: «se trata de una apertura de unidades de negocio, donde además se le da trabajo a 54 personas distribuidas en dos turnos», detalló Alonso sin contar el proceso de traslado que incluye el transporte a través de camiones hasta Neuquén por ruta 25 y ruta 3.

En cuanto a la polémica que encubre cada emprendimiento vinculado a la actividad del fracking, el ministro manifestó que se monitorea el proceso con colaboración del Ministerio de Ambiente, incluso la próxima semana -indicó- se pautó una recorrida de la planta de trabajo. «Esperemos que la calidad de nuestros productos pueda posicionarse», señaló esperanzado el funcionario en Radio Cadena 3.