El fotoperiodista gallega Delmi Álvarez lleva adelante un proyecto sobre las repercusiones que causa la minería de oro en distintas zonas de Europa. El proyecto empezó en Rumania, sigue en Galicia, en Tapia, en Grecia y luego en Bulgaria. «Cada mina de estas zonas tiene su propia lucha contra los gobiernos porque la gente no quiere las minas en su países.»
Fuente: Faro de Vigo
-¿De qué trata este proyecto y cuándo empieza?

-Es un proyecto sobre las repercusiones que causa la minería de oro en distintas zonas del mundo. El proyecto empezó en Rumania, sigue en Galicia, en Tapia, en Grecia y luego en Bulgaria. Cada mina de estas zonas tiene su propia lucha contra los gobiernos porque la gente no quiere las minas en su países.

-¿Cuál es el objetivo que persigue?

-Se trata de concienciar a la gente y a los gobiernos de que la minería no es buena porque los impactos ambientales de estas minas estan destruyendo todo. Se llevan muchos lingotes de oro pero nos dejan lo peor, la basura y tóxica, además. Se trata de prevenir, no de destruir y contaminar.

-¿Cuáles son algunos efectos que las minas pueden causar o que ya han causado?

-Por ejemplo, en Corcoesto (Galicia) quieren colocar una mina de cielo abierto. Estas minas conllevan explosiones tremendas donde el polvo que sueltan cae en los campos y contamina todo. En Rumania, hay una mina de cobre del año 75 que hizo desaparecer un pueblo y eso es lo que pasará a la larga con las minas de estas zonas.

-¿Cree que la sociedad es consciente de estas repercusiones?

-No, creo que aquí en España estamos preocupados más por otras cosas y más con lo que está pasando pero creo que esto es un bien y un patrimonio para todos.

Hacer click aquí para ver la galería «In name of Gold»