Representantes de la plataforma que representa a los vecinos afectados por el proyecto de la mina de feldespatos en Xinzo de Limia comparecerán directamente ante el Parlamento Europeo para denunciar el «atropello» que, consideran, supone llevar a cabo la explotación.

Fuente: EFE
Así, explican en comunicado de prensa que esta iniciativa es posible «gracias a la oferta hecha por la eurodiputada gallega Ana Miranda del BNG y del grupo europarlamentario de los Verdes».

Los vecinos acuden a este órgano para que la Unión Europea haga «el trabajo que le correspondería a la Xunta de Galicia», es decir, «hacer valer nuestros derechos y nuestras inversiones».

Consideran que el proyecto de la mina de feldespatos «nos quita nuestras tierras o nos las estropea».

Por esto «ir a Bruselas es uno de los últimos recursos» ya que «si no la Xunta pretende quitar el medio de vida de más de 210 personas y arruinar una comarca con una economía en la UCI por la crisis».

Analizados los informes emitidos por las diferentes consellerías respecto de la mina, los vecinos se preguntan «qué fue de aquel conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández que decía que no le parecía compatible la mina con la agricultura» pues «su consellería emitió un informe favorable a ella».