La empresa que extrae platino en la mina sudafricana de Lonmin se retractó hoy del ultimátum lanzado ayer a sus empleados en huelga, en el que los conminaba a volver al trabajo o ser despedidos, mientras las autoridades admitieron que las muertes ocurridas en el lugar pudieron evitarse. Tan sólo un tercio de los 28.000 empleados volvieron al yacimiento.

Foto: Forenses investigan escena del tiroteo de mineros de Lonmin Platinum de Marikana

Ver también: Lonmin y nosotros: Masacre en África y minas en Argentina

Fuente: DPA

«Los acontecimientos del jueves no fueron una erupción espontánea, sino la culminación de circunstancias acumuladas durante meses y meses, admitió hoy el ministro de Policía sudafricano, Nathi Mthethwa, durante una sesión parlamentaria centrada en lo ocurrido la semana pasada, cuando 44 personas, la mayor parte mineros, murieron en enfrentamientos con la policía.

«El servicio de policía sudafricano lamenta los acontecimientos que siguieron en aquel funesto día», dijo Mthethwa. «La policía hizo todo lo que estuvo en su mano para evitar semejante situación (…) Las pérdidas de vidas entre los trabajadores y miembros de nuestro servicio policial es trágica y lamentable».

En tanto, según la vocera de la minera, Sue Vey, se decidió junto con los sindicatos no anunciar despidos esta semana, porque todos se concentrarán ahora en estabilizar la firma.

La mayor parte de los trabajadores no retornaron a sus puestos tras lo ocurrido la semana pasada. Tan sólo un tercio de los 28.000 empleados volvieron a la mina.

El sector del platino se ha visto afectado por disputas con los trabajadores desde principios de año. En los enfrentamientos del jueves pasado murieron 34 mineros que participaban en una huelga para reclamar salarios más elevados. Otras 10 personas, entre ellas dos policías, habían perdido la vida días antes en el marco del conflicto.

Entretanto, el relevante ex líder juvenil del gobernante Congreso Nacional Africano Julius Malema presentó cargos contra la policía por las muertes ocurridas. Malema ha aprovechado lo ocurrido para arremeter contra el Presidente del país, Jacob Zuma, quien el año pasado impulsó la expulsión del ex líder juvenil del partido por insubordinación.

Sudáfrica mantiene duelo nacional esta semana por las muertes ocurridas en los últimos días. Los funerales oficiales se celebrarán el próximo jueves