Varios empresarios tacneños que fueron proveedores de la empresa Can – Perú, se encadenaron en las oficinas de dicha empresa, exigiendo que les paguen lo que se les adeuda. Como se recuerda, varios empresarios tacneños, prestaron dinero y dieron a crédito material de construcción para que la empresa contratista Cosesa que fue contratada por Can – Perú, iniciara con una obra de tendidos eléctricos para la empresa minera Minsur. La deuda a los proveedores y prestamistas asciende a S/. 350 mil soles. Los empresarios se encuentran desesperados porque tanto Minsur como la empresa contratista se han desentendido de la deuda.

Fuente: Radio Uno

Los empresarios tacneños que fueron estafados por una empresa contratista de la Minera Minsur, se encadenaron en las instalaciones Can Perú, para exigir que se cumpla con los S/.350 mil soles que se les adeuda, tanto en dinero en efectivo como en material de construcción.

Como se recuerda, la empresa minera Minsur, contrato a la empresa Can Perú, para realizar u trabajo de tendido eléctrico. Esta empresa a su vez, contrató a la empresa Cosesa, quien desde un inició se mostró insolvente, por lo que pidió un adelanto a la empresa minera Minsur para proceder con la obra, pero este adelanto le fue negado.

Ante esto la empresa comenzó a pedir prestamos, tanto para realizar la obra, como para contratar a cerca de 300 trabajadores, maquinaria, herramientas y hasta para pagar el seguro de los trabajadores. Este dinero y material fue ofrecido por varios empresarios tacneños que a la fecha no ven canceladas sus cuentas.

Debido a la insolvencia, Can – Perú decide prescindir del contrato de Cosesa, sin embargo los más perjudicados son los empresarios que confiaron en la empresa y las proveyeron de materiales.

El abogado que patrocina a los 20 empresarios que fueron estafados, relató que se ha reunido con los representantes de la empresa Can – Perú, sin embargo estos no reconocen tener deuda con los proveedores y más bien señalan a la empresa Cosesa como una empresa irresponsable.

«Can me ha dicho que no debía nada, y con respecto al Sr. Dimas Espejo, dijo que había trabajado irresponsablemente y que no habían llevado una contabilidad como debía ser y que era una irresponsabilidad de Cosesa de la cual no tienen que pagar ellos», dijo Julio Loza, abogados de los empresarios estafados.