Manifestantes demandaron respeto a la voluntad popular en el marco de la jornada de lucha de la CGTP contra Conga. Gremios pidieron levantar estado de emergencia y que se dé una solución que preserve los intereses de Cajamarca. Movilización fue alterada por pintas en base de monumento a San Martín.

 

Fuentes: diario La República y Agencia Walsh

13/07/2012. El grito de ‘Conga no va’ y el reclamo para que el presidente Ollanta Humala cumpla su promesa respecto a la inviabilidad de este proyecto minero fueron las consignas más repetidas durante la movilización y el mitin que reunió a gremios, partidos y estudiantes en la plaza San Martín de Lima.

A las 4.15 de la tarde los manifestantes ingresaron a este recinto encabezados por el secretario general de la CGTP, Mario Huamán, y los congresistas Javier Diez Canseco, Rosa Mavila y Jorge Rimarachín, bajo férrea protección de la denominada guardia obrera integrada por trabajadores de Construcción Civil. La policía inmediatamente acordonó el perímetro de la plaza.

Luego de escucharse un minuto de aplausos por los cinco fallecidos en Cajamarca a raíz de las manifestaciones contra Conga, Mario Huamán saludó el arribo de una gigantesca bandera ecológica desde la región norteña.

Durante su alocución, exigió la libertad de los 15 detenidos que han sido conducidos a Chiclayo, el levantamiento del estado de emergencia y la solución del conflicto en el marco del respeto a los intereses de Cajamarca y el país, además de la renuncia inmediata del premier Valdés y el ministro del Interior, Wilber Calle, por las muertes producidas.

«Saludo al pueblo de Cajamarca por su tenacidad. Esperemos que con la intervención de los sacerdotes (Miguel Cabrejos y Gastón Garatea) se llegue a buen término, preservando los intereses del pueblo y no de la transnacional minera», expresó.

Luego reclamó solución a los conflictos laborales de los sectores Educación y Salud. Recordó que los trabajadores votaron por una política económica y social distinta a la que se desarrolla ahora. También puso especial énfasis en la situación de inseguridad que viven los dirigentes de Construcción Civil, quienes están, dijo, a merced de sicarios.

«¡Qué espera el Ejecutivo para acabar con las bandas de extorsionadores! Si no se dan medidas concretas, Construcción Civil se movilizará contra el crimen organizado en agosto», anunció el secretario general de la CGTP.

INCIDENTE CON PINTAS

Al finalizar el mitin, una transmisión en vivo de Canal N sorprendió a una manifestante pintando arengas en la base del monumento al libertador San Martín y se desató con ello un incidente que terminó desvirtuando el origen de la protesta, pues la atención en torno a la oposición al proyecto Conga fue desplazada por los reclamos por las pintas.

Luego de un conato de gresca, los participantes se dispersaron pero algunos fueron detenidos. Según la policía, se decomisaron botellas de licor y un frasco con combustible.

Cinco detenidos por pintas

Debido a las pintas que realizaron sobre el monumento al general José de San Martín, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, la policía detuvo a Adrián León Lostanau (20), Katherine Alejandra Dávila Acosta (23), Reynaldo Aragón Olazkagua (22), Carlos Alberto Castro Segura (22) y Luis Alberto Vargas Helm (22).

El Ministerio del Interior dijo que serán puestos a disposición de la Fiscalía. La Municipalidad de Lima ordenó limpiar los muros.

El descontento contra Humala se sintió en las calles del sur del país

Al menos unas ocho mil personas participaron de la marcha de «descontento» en Arequipa. Incluso protestaron a ritmo de huayno.

Protesta. Manifestantes se desplazaron por las principales calles de Arequipa, Puno, Cusco y Tacna, cuestionando la gestión del gobierno nacionalista, en respaldo a las demandas de Cajamarca y pidiendo la cabeza del premier Óscar Valdés.

La desazón que existe contra el gobierno de Ollanta Humala se trasladó de los gráficos y porcentajes de las encuestas a las calles del sur del país. Ayer en Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna, durante la marcha convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la gente le preguntaba al presidente: ¿Dónde quedó la transformación que prometió al país? Ese compromiso le permitió instalarse en el sillón de Pizarro.

Multitudinaria marcha

En la Ciudad Blanca, más de ocho mil personas desfilaron expresando su voz de rechazo al gobierno. Universitarios, afiliados a sindicatos de trabajadores, habitantes de pueblos jóvenes y amas de casa, ingresaron a la Plaza de Armas pidiendo explicaciones a Ollanta Humala por las 15 muertes en su primer año de gobierno.

Llamó la atención la participación de los obreros de Construcción Civil. Esta vez la violencia que suelen ejercer con sus palos, la trasladaron al canto. Todos ingresaron a la Plaza de Armas entonando un huayno con una letra bastante peculiar: «señor presidente, con mucho respeto, váyase….».

Un grupo de universitarios portaba algunos polos manchados de sangre, exigiendo explicaciones sobre los últimos cinco caídos en Conga, por el conflicto minero contra Yanacocha en Cajamarca.

Gerónimo López, presidente de la Coordinadora Política Social (CPS) de Arequipa, anunció que la próxima semana harán un balance, donde podrían definir nuevas medidas de lucha contra el gobierno.

Protesta estudiantil

Estudiantes del Frente Unitario Agustino tomaron el área de sociales de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), en respaldo a las demandas de Cajamarca y exigiendo reclamos internos. Alumnos y docentes se quedaron en las calles y se suspendió la atención administrativa.

Desde la frontera

La movilización nacional convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) fue acatada en Tacna por diversos gremios y organizaciones civiles. Cerca de dos mil obreros de Construcción Civil se desplazaron por diversas arterias de la ciudad. A ellos se unieron sindicatos de trabajadores del sector público y organizaciones ambientalistas, quienes mostraron su solidaridad con la población de Cajamarca.

El secretario regional de Construcción Civil, Álex Pacci, indicó que hay descontento por el rumbo económico del país, porque se ignoran las promesas de cambio hechas por el presidente en campaña.

«Los gremios esperamos mejores estrategias de diálogo para abordar los conflictos sociales», remarcó.

Plazo hasta el 28

La secretaria de la Federación de Trabajadores de Cusco (FDTC), Martha Quispe Taboada, en un improvisado mitin dio plazo hasta el 28 de julio para que el mandatario anuncie cambios importantes en la actual política económica, además del cambio del premier, Óscar Valdés. También pidieron una nueva Constitución Política.

En Cusco la marcha tuvo menos de mil manifestantes, principalmente de Construcción Civil y del Sutep. El pedido fundamental era la salida del Primer Ministro.

Bloqueos de vías

En Puno la máxima expresión de la protesta se concentró en el bloqueo de un tramo de la vía Juliaca-Cusco, hecho por un grupo de profesores.

Miles de trabajadores de diferentes sectores agremiados a la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP) y organizaciones sociales de Puno, participaron de una masiva movilización por las principales arterias de la ciudad lacustre. Reiteraron que ellos defienden los recursos naturales, y que estos son del país y no de las empresas mineras. El sur le advirtió que la manifestación puede repetirse y con mayor fuerza.

{youtube}oyrRxZ42Kfc{/youtube}