A pie y a bordo de decenas camionetas rurales, las delegaciones de Cajamarca, Lambayeque, La Libertad y San Martín que participan en la llamada «Marcha Nacional del Agua», llegarán hoy a Trujillo para unirse a una jornada en defensa del recurso hídrico.

 

Viernes, 03 de febrero de 2012. Los grupos que defienden el recurso agua cada día son más y se acercan a Lima. Manifestantes llegan hoy a Trujillo, rumbo a Lima, donde el viernes 10 realizarán su movilización central.

El consejero regional de la provincia de Jaén, Elzer Elera López, denunció que empresas mineras de Cajamarca pusieron tranqueras en las vías para impedir que los manifestantes puedan continuar con su paso.

«Pese a ello, lograron avanzar», refirió Elera.
En tanto, Óscar Felipe Ventura, miembro del Frente de Defensa de La Libertad, informó que una vez que lleguen a Trujillo, los miembros de las rondas campesinas, sindicatos y organizaciones populares y políticas se congregarán en la Plaza de Armas a las 10 am. para realizar un mitin.

Luego de ello, indicó Ventura, los ronderos irán hasta el gobierno regional para entregar la plataforma de lucha de la Libertad, la cual contempla la defensa de la ordenanza municipal de la comuna provincial de Santiago de Chuco, que declara zona de reserva las lagunas El Toro, Verde y Los Ángeles; así como la exigencia de que las empresas mineras cumplan con una actividad responsable.

Del mismo modo, que se respete la ordenanza regional que declara de necesidad pública e interés regional la conservación y uso sostenible de los recursos hídricos de la región; y que se sancione a la minera Río Alto por la muerte de 40 mil truchas de la piscigranja del distrito  Sanagorán, en la provincia de Sánchez Carrión.
Mala minería

El promotor de la movilización, Marco Arana, remarcó que con la marcha  buscan «sensibilizar a la población y explicar al país nuestras razones: que se prohíba la minería en cabeceras de cuenca, que se prohíba la minería con mercurio y cianuro; y que se reconozca al agua como un derecho fundamental».

Según dijo el ex religioso, generalmente cuando se va la mina, los pueblos terminan pobres y contaminados, además de no rendir ningún valor agregado para los pueblos.

«En el Perú sólo se hace minería agotando los recursos y dejando poblaciones abandonadas», agregó.

Todas las delegaciones llegarán a Lima el viernes 10, donde será el acto central.