Proyectan que el 2011 ganen otros 24 mil millones de soles (U$S8.700.-). Según Ollanta Humala, estaría por concretarse un acuerdo con mineras para el pago de sobreganancias. Premier Salomón Lerner haría el anuncio en su presentación ante el Congreso. El nuevo impuesto, con fachada de justicia tributaria, sería una velada y nunca suficiente compensación por el saqueo y la contaminación que causa la minería a gran escala.

Fuente: diario La República

23/08/2011. La aplicación del impuesto a las sobreganancias mineras es solo cuestión de días y sería uno de los principales anuncios del presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, durante su presentación ante el Congreso. Así lo dejó entrever el presidente de la República Ollanta Humala en su visita a Arequipa.

«Conversando con las empresas mineras, creo que se va a llegar a buen puerto y eso lo anunciará el presidente del Consejo de Ministros en su mensaje de presentación ante el Congreso», refirió.

Esto va en línea con las declaraciones del ministro de Economía Miguel Castilla, quien la semana pasada indicó que la intención del gobierno era tener un acuerdo con las empresas mineras antes de la presentación del gabinete.

El equipo de gobierno encargado de ver este asunto se reunió el viernes. La tesis que manejan es que el impuesto a las sobreganancias se aplicarían sobre la utilidad operativa de las mineras antes de pagar el impuesto, y después que ha decidido todo gasto operativo.

Así, el impuesto a la sobreganancia minera superaría el 31,6% que actualmente pagan las mineras por impuesto a la renta.

Es decir que, según el economista Epifanio Baca, de aplicarse entre 5% y 8% a la utilidad operativa, el Estado podría recaudar entre 600 y 1,800 millones de soles.

Ganaron S/.20 mil millones

El economista Jorge Manco explicó por su parte que el ingreso total de las empresas mineras en el 2010, incluidas las que no cotizan en la Bolsa de Valores, ha sido de 52 mil millones de soles (US$ 19 millones) obteniendo utilidades netas, casi 20 mil millones de soles (US$ 7 mil 600 millones).

Manco agregó que las proyecciones de utilidades netas para el 2011 serían de unos 24 mil millones de soles (US$ 9 mil millones), pero se mostró en desacuerdo con la propuesta del gobierno.

«Más adecuado sería duplicar la tasa de regalías de 1%, 2% y 3%. La minería informal paga 40% y los hidrocarburos 30%», precisó.

Gravar las utilidades

El ministro de Energía y Minas Carlos Herrera Descalzi señaló que existían dos posibilidades para aplicar el impuesto, una de ellas será gravar las ventas totales de las empresas y la segunda afectar las utilidades operativas, como adelantó el ministro Castilla y tal como era la propuesta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Según Herrera, en la primera opción se debería considerar solo la producción y los precios internacionales de la materia prima, lo cual significaría mayor recaudación para el Estado.

Aunque reconoció que gravar las utilidades operativas, que resultan de la diferencia entre los ingresos menos los gastos de la empresa, puede resultar más difícil.

«La primera opción genera mayor recaudación para el Estado, pero no se puede perjudicar la competitividad del país», dijo.

Al final, el aporte voluntario de las mineras, conocido como óbolo minero, quedaría sin efecto.

Salida política para Majes II

El jefe del Estado planteó una salida política a la judicialización del megaproyecto Majes Siguas II que enfrenta a Arequipa con Cusco en los tribunales. «Estamos hablando de máximo meses, no creo que pase de un par de meses, porque considero que es un tema que equivocadamente ha llegado al Poder Judicial. Esto debió resolverse políticamente», puntualizó.

En otro momento, Humala reiteró la preocupación y compromiso de su gobierno por enfrentar el problema de la inseguridad ciudadana. Por ello, dijo que se reúne casi a diario con el ministro del Interior Óscar Valdés. Además, informó que ha encargado al ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, mejorar la situación en los penales y se ponga fin a las llamadas «zonas liberadas» en dichas prisiones.

ANÁLISIS

«Modelo chileno tiene debilidades»

Jorge Manco Z.

Investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Copiar el modelo chileno tiene sus debilidades, pues aplicar el impuesto a las utilidades operativas significa gravar las utilidades a las que se descuenta el costo de venta, donde se incluyen varias partidas, como gastos de personal, servicio de terceros, algunos tributos, maquinaria, equipos y otros; pero también depreciación y amortización que son montos de ganancias escondidas. A eso hay que agregar que con la última legislación internacional de contabilidad, la distribución de utilidades a los trabajadores se carga al costo de venta. De esta forma, en los egresos de costo de venta hay una serie de partidas que el Estado no tiene posibilidad de fiscalizar y son básicamente amortización y depreciación. Es decir, las empresas podrían incrementar artificialmente sus egresos con partidas sobredimensionadas. Por eso, considero que lo mejor es duplicar las regalías. El año pasado se obtuvieron 600 millones de soles por este concepto. Además, considero que no se debe eliminar el pago de aporte voluntario u «óbolo minero», que fue un acuerdo del gobierno de Alan García para no aplicar el impuesto minero, puesto que existen mineras que tienen contratos de estabilidad jurídica y no están obligadas a pagar regalías.