La minera canadiense Bear Creek Mining Company informó, mediante un comunicado, que interpuso un recurso legal para recuperar la concesión de un depósito de plata en el sur de la región Puno, en el distrito de Huacullani, provincia de Chucuito, revocada recientemente por el Gobierno tras violentas protestas antimineras. Bear Creek Invoca los derechos otorgados por el Estado Peruano a la compañía y los convenios internacionales como el Tratado de Libre Comercio (TLC) Perú-Canadá.

Fuente: diario Correo

14/07/2011. Según la empresa, fue luego de que tomaran conocimiento oficial de la derogatoria del decreto Supremo 083 mediante el cual se le otorgaba la concesión para la explotación de plata en esta parte del país.

Esto con posterioridad a las protestas antimineras de la zona sur de Puno que promovió el Frente de Defensa de los Recursos Naturales del Sur encabezado por Walter Aduviri Calizaya.

«Pese a las medidas tomadas recientemente por el Gobierno peruano que han forzado a Bear Creek a tomar una acción legal para defender sus derechos, la firma considera que aún es posible una solución política», dijo su presidente ejecutivo, Andrew Swarthout, en un comunicado al regulador local.

El amparo legal que se presentó contra el Perú fue en mérito a los derechos otorgados por el Estado Peruano a la compañía canadiense y los convenios internacionales como el Tratado de Libre Comercio (TLC) Perú-Canadá.

El depósito Santa Ana alberga reservas de 63,2 millones de onzas de plata y se tenía previsto explotarlo desde el 2012. Se planeaba invertir unos 71 millones de dólares y producir 5 millones de onzas de plata.