Rompió su silencio. Walter Aduviri, presidente del comité de defensa de los recursos naturales de la zona sur, luego de tener algunos intercambios de palabras con el dirigente de Juli, Hernán Chipana Mamani, rindió su informe de la lucha contra las concesiones mineras, en la zona aymara denominada «la pequeña Roma de América». «Gracias al pueblo aymara se ha logrado la ordenanza regional Nª 005, decretos supremos 032, 034 y la resolución suprema 131», dijo, al tiempo de manifestar que enfrentarse al ejecutivo no fue fácil, señalando que: «el Gobierno Regional se pone de rodillas y el alcalde (de la Provincia de Chucuito Juli) se chupa».

Tras ello, dijo que «en adelante, cualquier camioneta extraña que suba a los cerros será quemadas, y las personas extrañas ó desconocidas, sin autorización de las autoridades, serán detenidas; si el gobierno central no aplica el Convenio Internacional 169, las comunidades la aplicarán».

Como se recuerda, hasta hace unos días la población juleña calificaba a Aduviri, de relegar a esta parte de la región, sin embargo, cuando pidió las disculpas del caso la población lo aplaudió y, en razón de eso, Hernán Chipana, indicó que emprenderán la formación de comités en los centros poblados y comunidades.