La minera canadiense Bear Creek iniciaría una demanda internacional contra el Estado peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI). El motivo sería la paralización del proyecto de plata Santa Ana (Puno) -del que estaba a cargo- en junio del 2011, considerada ilegal.

 

Fuente: Correo

El gerente de Asuntos Corporativos de Bear Creek, Andrés Franco, manifestó que la suspensión del proyecto, durante el gobierno de Alan García, se hizo sin ningún sustento técnico, ante las protestas lideradas por el dirigente antiminero Walter Aduviri, lo que, según consideran, está en contra de la legalidad.

«Para hacer la presentación ante el CIADI, tenemos unos plazos, y estamos a punto de cubrirlos. Para fin de año deben estar ya los últimos instantes para la demanda internacional», expresó en RPP.