Destacando los privilegios ambientales «dignos de proteger» en el municipio de Rancho Grande, el clero diocesano en pleno de la Diócesis de Matagalpa, se opuso hoy a cualquier tipo de actividad minera en ese municipio.

Fuente: La Prensa
Además, los sacerdotes matagalpinos exhortaron al Gobierno a «no conceder ningún permiso, y expresamente, negar el permiso para obras de minería en Rancho Grande y el resto de nuestra Diócesis», y a los inversionistas de las empresas mineras a «desistir con humildad» de ese tipo de proyectos.

Los sacerdotes de la Diócesis, acompañados por el obispo, monseñor Rolando Álvarez, emitieron el pronunciamiento al concluir este medio día, un retiro cuaresmal en el Centro Diocesano de Pastoral La Cartuja, al norte de la ciudad de Matagalpa.