Destaca alcaldesa Mirna Xibillé que las ganancias que se generen por el oro extraído; en primer lugar no se reflejarán en el estado y no será suficiente para retribuir el daño ecológico que puedan provocar.

Fuente: diario Tribuna de los Cabos

San José del Cabo – 06/02/2011.

Sesión de Cabildo

En el marco de la sesión ordinaria de Cabildo, ayer el Ayuntamiento de Los Cabos en pleno expresó su rechazo a proyectos mineros a cielo abierto tóxicos que vulneren el equilibrio de los ecosistemas de la región y se pronunciaron por la protección de la Sierra de la Laguna. Fue la presidenta municipal Mirna Xibillé de la Puente, quien presentó el punto de acuerdo referente a la posición del X Ayuntamiento de Los Cabos en lo que respecta a la minería a cielo abierto en Baja California Sur.

La Alcaldesa expresó que en el transcurso de los últimos 10 años, ha existido la intención de grupos diversos, en su mayoría extranjeros de realizar la explotación de parte de la reserva en la zona de la reserva de la biosfera de La Laguna. «Desde el año 2002, la empresa extranjera denominada Vista Gold Corporation ha intentado realizar prácticas mineras de las denominadas a cielo abierto, aproximadamente a 65 kilómetros de la parte de la parte conocida como Arroyo la Junta, a 13 kilómetros de la ranchería El Rosario, en el costado noroeste de la Sierra de la Laguna, propiedad de la misma empresa minera; además ha realizado las labores de instalación de una planta desalinizadora en el pueblo de Todos Santos con la intensión de no realizar manejos con el agua existente en la biosfera».

La Primer Edil destacó también que durante los últimos años diversas asociaciones civiles, ciudadanos y extranjeros han expuesto las preocupaciones respecto a la realización de esta mina a cielo abierto, las cuales fueron analizadas por el Ayuntamiento.

En ese sentido, expresó que la generación de riqueza que podrían representar cuarenta toneladas de oro, significa para la empresa siete años de ganancias netas, sin embargo, las mismas no corresponden al estado mexicano, ni a los mexicanos y mucho menos a los sudcalifornianos ya que los daños y perjuicios ocasionados como resultado de la operación de esta mina podrían ser fatales y la destrucción de un ecosistema único en el territorio nacional y reconocido a nivel mundial sería un ataque contra la naturaleza. «Por los tipos de trabajos realizados en la minería a cielo abierto, el uso de los compuestos químicos conocidos como arsénico y cianuro resulta de gran riesgo para la población pues una pequeña falla en los controles de seguridad presuntamente establecidos por esta compañía, establecería un foco de alarma en los mantos acuíferos de los municipios de La Paz y Los Cabos, aunado a que la misma Sierra de la Laguna contiene ecosistemas frágiles con valores para la conservación muy importantes por lo que establecer una mina a cielo abierto en una zona tan cercana a esta reserva ecológica sería un acto b natura».

También refirió que la construcción de una presa de jales en el proyecto de la mina La Concordia aumenta la probabilidad de una catástrofe ecológica y sanitaria, ya que existen datos en los archivos de la Comisión Nacional del Agua de que las presas de Jales han tenido accidentes tanto de ingeniería como humanos que han provocado derrames de hasta mil 500 toneladas de jl, con lo que se podría generar una alta contaminación en los acuíferos. «Sin olvidar que la inversión extranjera ha sido uno de los motores de desarrollo en nuestro municipio, tenemos claro que la población de Los Cabos y demás municipios de Baja California Sur merecen un desarrollo sustentable con capacidad de generar energías más limpias, de organizarse para detener la contaminación existente de promover y defender la existencia de empresas ecológicamente responsables».

«Pero sobre todo merecen que se les escuche por medio de sus representantes populares, de que el agua es un bien precioso que cuidaremos para nosotros y las generaciones que vendrán; que la Sierra de la Laguna no es simplemente una maravilla de sierra en el desierto, también es la razón por la que nuestro municipio se encuentra en las condiciones climáticas que hacen de nuestra tierra un foco de atracción turística y factibilidad agropecuaria en otras tantas tierras de la península». Por lo anterior, la Alcaldesa expresó el rechazo del X Ayuntamiento de Los Cabos a proyectos mineros a cielo abierto que vulneren el equilibrio de los ecosistemas de la entidad; además expresa la preocupación del Gobierno municipal por la posible operación del proyecto minero que se pretende instalar en la Sierra de la Laguna por las consecuencias e impactos negativos irreversibles tanto ecológicos como sociales que conllevaría.

Sobre el tema, el regidor Carlos Julio Miranda solicitó que el citado posicionamiento de rechazo a los proyectos mineros en la Sierra de la Laguna se notifique al Congreso del Estado, para que se tome en cuenta en las legislaciones que se realicen en la materia; así como al Ejecutivo del Estado para que en el caso de que se presenten este tipo de proyectos conozca del posicionamiento de los cabeños al respecto. Por su parte, el regidor José Gutiérrez señaló que también el Ayuntamiento de La Paz debería de realizar un posicionamiento similar ha hecho por el Cabildo de Los Cabos en rechazo a la minería tóxica para que todo el Sur del estado esté en la misma sintonía.