Diputados locales recibieron a campesinos del municipio de Alamos, ubicado al sur del estado, que dijeron estar molestos porque los propietarios de una mina afectan sus derechos y contaminan el medio ambiente.

 

 

 

Fuente: Notimex

Hermosilla, Sonora – 06/11/2010. El presidente de la Mesa Directiva de la Legislatura estatal, José Guadalupe Curiel, les manifestó su total disposición de apoyo al grupo de ejidatarios y pequeños propietarios.

«Nos han dado a conocer su molestia con las personas que manejan la mina Corner Bay, ubicada en Alamos, a fin de que sean respetados sus derechos y no se afecte el medio ambiente», manifestó.

En conferencia de prensa, estuvo acompañado de un grupo de quienes aseguran ser afectados y éstos expusieron que no les han respondido el pliego petitorio que entregaron el pasado 27 de octubre a los empresarios.

El legislador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) reiteró el compromiso de interceder en la medida de sus posibilidades para que sean atendidas las demandas y haya una pronta respuesta.

«Creemos que es muy importante que en Sonora se aterricen empleos, vengan empresas, se instalen, operen y generen beneficios, pero creemos que es fundamental que respeten a la gente», dijo.

Hay noticias de que los propietarios de la mina contaminan con una serie de químicos, comentó Curiel, lo cual afecta a tierras de pequeños propietarios y 118 ejidatarios de los ejidos Sombrerito y El Zapote.

El legislador explicó que los campesinos tienen un contrato por 30 años con la mina, el cual desean cancelar y lograr un pago justo y equitativo.

Ellos denuncian que los empresarios incumplieron una serie de promesas, como proveer de energía eléctrica y agua a ambos ejidos, pero hasta la fecha no se ha hecho nada al respecto, citó.

El presidente del Comisariado del ejido El Zapote, Fidel Torres López, informó que los dueños de la mina sólo beneficiaron a seis personas, mientras que al resto les invadieron sus tierras para construir un camino.