En UCR inicia curso sobre el fallido proyecto Crucitas en medio de presiones de Infinito Gold. «El caso Crucitas en la historia de Costa Rica: recopilación de los hechos y lecciones aprendidas», es el nombre del seminario que inicia hoy con una marcha en defensa de la libertad de cátedra en la sede central de la Universidad de Costa Rica. Fuente: diario El País
Estudiantes de diversas procedencias y profesores de la Escuela de Biología organizan un pasacalles, que se realizará este jueves 9 de agosto. La actividad arrancará del Pretil a las 4 p.m. y partirá hacia la Escuela de Biología, donde a las 5 p.m. dará inició el seminario

De acuerdo con el Semanario Universidad, el curso de la Escuela de Biología se ha convertido en un símbolo de la libertad de cátedra, debido a la protesta del gerente general de la transnacional canadiense Infinito Gold, Ciro Casas quien solicitó a las autoridades limitar los temas y participantes en el seminario. Casas se desempeña como profesor del curso «Introducción al Derecho», en la UCR.

Henning Jensen, Rector de la UCR, consideró que la pretensiones de Casas son «un intento de censura previa y de grave e inaceptable intromisión en la autonomía universitaria», con lo cual «pretende atentar seria y groseramente contra derechos consagrados constitucionalmente».

La transnacional perdió un juicio ante el Tribunal Contencioso Administrativo (TCA), que eliminó los permisos para construir una mina de oro a cielo abierto en Crucitas de San Carlos, a tres kilómetros del río San Juan, fronterizo con Nicaragua.

Igualmente, eliminó un decreto del ex presidente Oscar Arias Sánchez (2006 – 2010), que declaraba de Interés Público y Conveniencia Nacional la actividad minera en Crucitas.

Tras los fracasos en los estrados judiciales, la minera ha trasladado todos sus equipos y maquinaria a Nicaragua, cuyo gobierno le ha otorgado una concesión para explotar oro y otros minerales en el Departamento de Nueva Segovia, fronterizo con Honduras, de acuerdo con informes en poder de Elpais.cr.

Cabe recordar que el Gobierno de Daniel Ortega Saavedra protestó y acusó a Costa Rica de fomentar dicha actividad contaminante a pocos kilómetros del río San Juan, pero a la fecha ha guardado silencio por las inversiones de la misma empresa en Nicaragua.

Mauricio Álvarez, del programa Kioscos Socioambientales para la Organización Comunitaria de la UCR, dijo que la carta enviada por la minera «da vergüenza e indignación»; además, «demuestra que la empresa está en manos de abogados que buscan la judicialización contra la oposición en términos de venganza, como dijo Jorge Lobo», según el Semanario.

Al referirse a las solicitudes de Ciro Casas, el rector Henning Jensen aseguró que la pretensión de excluir al profesor Lobo es «sencillamente descabellada» y que representa una «arrogante prepotencia» que raya con una actitud «imperialista». Lo solicitado por Casas «pondría un freno inadmisible a las labores sustantivas de la Institución», criticó.

Tras alegar que el seminario planteado por Lobo y García es «pertinente e indispensable» para el cumplimiento de los fines institucionales, Jensen agregó que solicitará al Director de la Escuela de Biología que brinde la información sobre los recursos asignados exclusivamente al desarrollo del seminario, siempre que sea posible obtener las partidas presupuestarias separadas de las actividades ordinarias de la Escuela de Biología.

Entre tanto, el grupo Frente UCR, integrado por académicos y administrativos de la universidad, defendió que «Que la libertad de cátedra es una condición necesaria e insustituible para la preservación de un entorno que impulse la investigación científica, la producción humanística y el intercambio de ideas».

«Nuestro apoyo y solidaridad con el Dr. Jorge Lobo, destacado biólogo, profesor e investigador de la Escuela de Biología de la UCR, quien está siendo hostigado e intimidado por la empresa Industrias Infinito», resaltó el grupo en una nota enviada a las autoridades universitarias.

Finalmente, expresó el repudio hacia todo acto dirigido a poner en cuestión la autonomía universitaria y la libertad de cátedra.

«Nuestra solicitud, con carácter de urgencia, para que tanto el Consejo Universitario como la Rectoría de la Universidad de Costa Rica, se pronuncien de la manera más enérgica y contundente, en defensa de la libertad de cátedra, de la autonomía universitaria y en apoyo a la Escuela de Biología y al profesor Dr. Jorge Lobo».