El biólogo Jorge Lobo fue absuelto esta tarde en el Juzgado del II Circuito Judicial de San José, de una acción penal interpuesta por la empresa Industrias Infinito S.A, por supuestas difamaciones expresadas en el documental «El oro de los tontos».

Fuente: CR Hoy

«La decisión de la jueza fue de absolverme de todos los cargos, yo no he cometido ningún delito, no fui culpable ni por la querella ni por la acción civil resarcitoria. Yo expresé mis conceptos dentro de la norma que rige la libertad de expresión y de la autonomía universitaria y por otro lado recalcó (la jueza) que estando en una lucha por el ambiente, tengo ciertos derechos por estar defendiendo el interés público,» dijo Lobo.

Además expresó que dentro de los argumentos de la jueza es que no hubo lesión de la imagen de la empresa pues ésta ya se encontraba dañada, antes de «expresar las declaraciones en el documental».

La empresa exigía el pago de un millón de dólares al catedrático universitario por daños a la imagen, sin embargo la jueza determinó que el biólogo no debe pagar nada y que la transnacional debe de pagar 53 millones de colones por concepto de las costas del proceso, como forma de retribución por la acción equivocada.

La transnacional demandó a también a Nicolás Boeglin, ambientalista y profesor de la Universidad de Costa Rica. La resolución de la denuncia contra Boeglin será expuesta el 30 de octubre del presente año.

Lobo destacó que la sentencia que se leyó hoy podría ser un precedente para los otros activistas en contra de la minería de Crucitas.